La banca alemana ya penaliza los ahorros

¿Acabarán los bancos españoles cobrando por los depósitos?

Commerzbank cobrará a las empresas grandes por sus depósitosrn rn
Commerzbank cobrará a las empresas grandes por sus depósitos REUTERS

El segundo banco de Alemania, el Commerzbank, ha seguido los pasos de la pequeña entidad alemana Stantbank, y ha decidido empezar a cobrar por los depósitos. Penalizará el dinero que las grandes empresas y gestores de activos guarden en su entidad, trasladando a este tipo de clientes las tasas negativas (-0,2%) que desde hace unos meses aplica el Banco Central Europeo (BCE) a los depósitos a un día que los bancos aparcan en su ‘hucha’.

La medida adoptada por uno de los grandes bancos de la zona euro excluye a los clientes minoristas y a las pymes. Igualmente, el Stantbank, filial del banco cooperativo alemán VR-Bank Altenburger Land, únicamente grava con un 0,25% a los grandes patrimonios que superen los 500.000 euros. Pero, ante la amenaza de deflación y de una tercera recesión en la zona euro, se espera que los tipos de interés sigan en mínimos históricos cercanos al 0% durante un largo periodo de tiempo, y no se descarta que otras entidades de la región del euro acaben cobrando por los depósitos, e incluso a los pequeños ahorradores.

De momento, la banca comercial española es ajena a esta nueva fórmula en los depósitos bancarios. Pero, ¿será por mucho tiempo? José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España, cree que la posibilidad de que las entidades españolas impongan intereses negativos a sus depósitos “es factible, pero no lo espero en un periodo de tiempo razonable”. El experto sí ve posible que “la rentabilidad prácticamente sea nula”.

Por lo pronto, los tipos medios de los nuevos depósitos marcan ya mínimos históricos, por debajo del 1% en todos los plazos, según los datos del Banco de España. En los plazos hasta un año, el interés es del 0,67% de media. David Cano, director general de Analistas Financieros Internacionales (AFI), prevé que las rentabilidades “bajarán hasta situarse en los niveles del euríbor”, en torno al 0,30%.

Igualmente, Natalia Aguirre, de Renta 4, afirma que la política de cobrar por los depósitos en España “es un escenario que no se debe descartar de plano”, pero ve “realmente difícil que suceda a corto plazo”. A su juicio, dependerá no obstante de la evolución de la economía española y de los tipos que se paguen por la deuda. “En Alemania se ha llegado a vender deuda con intereses negativos, pero eso está lejos de que pase en España”, comenta. Recuerda que la última subasta del Tesoro de letras a 12 meses se cerró con una rentabilidad en torno al 0,3%, nivel al que cree que tenderán los intereses de los depósitos en los próximos meses.

Ante este panorama, Campuzano sostiene que en un futuro “la remuneración de los depósitos debe relacionarse con la venta de productos, tanto de pasivo como de activo, y ser valorado por tanto de forma conjunta”.

Joaquín Maudos, catedrático de análisis económico de la Universidad de Valencia, considera que lo que está haciendo la banca alemana “es algo excepcional” y desecha que vaya a replicarse en la banca española “siempre y cuando empiece a fluir el crédito y la banca vuelva a tener rentabilidad”, algo que, en su opinión, ya está sucediendo. Sin embargo, Maudos opina que probablemente sí se subirán las comisiones de determinados productos, dado que “el margen financiero con los tipos tan bajos es muy estrecho”.