Zalacain pierde su última estrella

19 restaurantes entran en el firmamento de Michelin

Ángel León, chef de Aponiente
Ángel León, chef de Aponiente

Una lluvia fina de estrellas cayó anoche en Marbella, donde se presentó la Guía Michelin 2015 para España y Portugal. En total, 19 restaurantes consiguieron entrar en el firmamento español de la guía gala. Y tan solo uno, Aponiente, de Ángel León, en Puerto de Santa María (Cádiz), consiguió la segunda estrella. Ningún cocinero fue agraciado con la tercera distinción.

Madrid cuenta desde ayer con cinco nuevos restaurantes con una estrella. Álbora, con el chef David García, que ha encontrado su sitio en los fogones de este local, propiedad de José Gómez (Joselito) y de Cayo Martinez (La Catedral de Navarra), apuesta por una cocina tradicional revisada. DSTAgE, el proyecto gastronómico de Diego Guerrero, entra por la puerta grande apenas seis meses después de su apertura. La Cabra, de Javier Aranda, abierto hace año y medio, también entra en este selecto club. Y tiene un mérito especial Punto MX, que se convierte, en apenas dos años desde su apertura, en el primer restaurante mexicano con una estrella Michelin, no solo en España sino en Europa. Su cocinero, Roberto Ruiz, aseguraba anoche que el empeño de él y de su equipo de que a España le gustara el maíz y el picante ha dado sus frutos. "Quiero seguir haciendo una cocina mexicana de sabores con productos de aquí", reconoció emocionado este chef, que el próximo 10 de diciembre abrirá la antojería Cascabel, en el nuevo espacio gastronómico de El Corte Inglés de la calle Serrano de Madrid.

La quinta estrella se va para la sierra madrileña, a El Escorial, donde se encuentra el restaurante Montia, una de las grandes revelaciones gastronómicas del último año, donde Luis Moreno y Daniel Ochoa ofrecen una cocina de autor basada en el producto local.

183 estrellados

España y Portugal cuentan con ocho restaurantes tres estrellas, 21 con dos y 154 con una. Las claves a tener en cuenta en esta edición, según Michelin, han sido la diversidad, la renovación y la creatividad, sin perder de vista la tradición.

Pero Madrid también tiene una baja importante, ya que el primer restaurante en España en obtener tres estrellas Michelin y que el año pasado cumplió 40 años de existencia, como es Zalacain, pierde la única estrella que le quedaba.

En Barcelona obtiene premio Pakta, el restaurante de cocina nikkei (fusión peruano japonesa), que regenta Albert Adrià y de cuya cocina se encargan Jorge Muñoz y Kyoko Li.

La apuesta de las Islas Baleares por la gastronomía también destaca en esta edición con tres nuevas estrellas: Can Dani en Sant Ferrán de ses Roques (Formentera), de la mano de Ana García Jiménez; Andreu Genestra en Capdepera (Mallorca) con el chef del mismo nombre y Simply Fosh en Palma (Mallorca) llevado por Marc Fosh. Todos ellos proponen una cocina mediterránea actualizada.

La búsqueda de la mejor materia prima es lo que ha valorado Michelin en los dos nuevos establecimientos con estrella del País Vasco: Aizian (Bilbao), regentado por José Miguel Olazabalaga, y Elkano (Getaria), legendario por sus ya míticas brasas y cuyo fundador Pedro Arregui falleció este año.

Castilla y León cuenta en esta edición con dos nuevos estrellados: La Lobita, en Navales (Soria), y Refectorio, el restaurante del hotel Abadía Retuerta en Sardón de Duero (Valladolid), donde cocina Pablo Montero, chef de la escuela de Andoni Luis Aduriz (Mugaritz), asesor gastronómico de este complejo.

El resto de establecimientos seleccionados son: el japo-peruano Kazan (Santa Cruz de Tenerife), Casa Manolo (Daimús-Valencia), El Retiro (Llanes-Asturias), Nova (Ourense), El Carmen de Montesión (Toledo) y Tatau Bistro (Huesca).

En España pierde la estrella! además de Zalacain, L'Aliança d'Angles (Girona) y Bal d'Onsera (Zaragoza.

En Portugal obtiene la segunda estrella Belcanto (Lisboa), del cocinero José Avillez; y reciben una Pedro Lemos (Foz do Douro, Porto), São Gabriel (Almancil, Faro).