Cataluña pierde interés para los inversores extranjeros

La caída catalana contrasta con el aumento vivido por Madrid en los últimos meses, según destacan desde el Gobierno.

Cataluña pierde interés para los inversores extranjeros

La inversión extranjera en Cataluña ha caído de manera considerable en los últimos meses. Sin embargo, Madrid parece aprovecharse de esto para aumentar en este apartado. Así lo aseguró el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, que realiza un llamamiento al ejecutivo catalán para que reflexione sobre ello.

En la presentación del informe 'España en la inversión directa internacional', que cuenta con el patrocinio del ICEX, CEOE y el IEE, García-Legaz reconoció que esperan que se cierre el año con datos positivos en lo que se refiere a inversión extranjera, pese a tratarse de un ejercicio con menores tráficos y flujos que los que se obtuvieron en 2013.

No quiso entrar en detalles sobre las consecuencias que podría tener el proceso soberanista para posibles inversores en Cataluña, aunque si se acordó del Ejecutivo madrileño, que "debe estar razonablemente satisfecho con esos datos". Estas dos comunidades son las dos grandes potencias del país en este capítulo, ya que suman el 88% del total de la inversión extranjera directa.

Pese a que el flujo de inversión foránea será inferior a la del año pasado, donde se movieron 39.000 millones de dólares, 2014 acabará con datos positivos. García-Legaz sostiene que "España puede estar razonablemente satisfecha de la evolución de la inversión extranjera ya que se ha comportado mejor que la media de la Unión Europea en cuanto a capacidad de atracción".

Otro aspecto muy destacado desde el Gobierno es que durante el tiempo que ha durado la crisis, no se registraron importantes procesos de deslocalización. Apuesta porque la inversión fluya de una manera libre y sin restricciones en las entradas y salidas. En su opinión, la inversión directa de España en el extraerjo no merma en ningún momento la generación de empleo en el país, ya que esto sirve para retener los centros de trabajo y de decisión en España.

El presidente del Instituto de Estudios Económicos (IEE), José Luis Feito, considera que la crisis en España "con todo lo grave y dolorosa que ha sido, habría sido más devastadora si no fuera por la inversión en el extranjero", sobre todo por la inversión del sector bancario en el exterior.