El nuevo escenario con el petróleo en mínimos desde 2010

¿Cuánto más tiene que bajar el precio de la gasolina y el gasóleo?

El litro de gasólina de 95 octanos debe abaratarse un 7,3% hasta los 1,331 euros por litro

El litro de gasóleo debe bajar otro 8,4% adicional hasta los 1,159 euros por litro

Escasa correlación entre los precios del petróleo y de los carburantes

La brusca caída del barril de petróleo, que en seis meses ha pasado de 115 a 85 dólares (un 32,8% menos), ha vuelto a despertar las sospechas entre los consumidores sobre un hecho que ya ha constatado en numerosas ocasiones la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC): la transmisión inmediata de las subidas del crudo a las gasolineras y la lentitud a la hora de trasladar las bajadas.

Así se podría intuir si se compara la evolución de los precios de la gasolina y el gasóleo en el mismo período. Entre el 19 de junio y el 13 de noviembre, el litro de gasolina de 95 octanos se ha abaratado tan solo un 6,8% y el de gasóleo un 4,3%, algo que ha despertado la indignación entre los consumidores. Los expertos coinciden en que los carburantes deben seguir bajando, pero no hay un cálculo claro de cuánto deben hacerlo.

Petroleo Brent 60,840 -0,164%

Una primera aproximación muestra que para extraer una conclusión en España hay que tomar los datos del barril de Brent, de referencia en Europa, en euros. En esos seis meses el barril de Brent ha pasado de 84,47 a 62,17 euros, lo que supone una correción del 26,4%. Esta cifra es menor que en dólares como consecuencia del encarecimiento del billete verde frente al euro en el citado período, en el que se ha revalorizado un 8,4%. En teoría, el litro de gasolina y el gasóleo deberían haberse abaratado un 26,4% en ese período.

Sin embargo, ese porcentaje solo se puede aplicar sobre la parte del litro de carburante que no forma parte de la carga impositiva. Los últimos datos del boletín petrolero de la UE apuntan a que en el actualidad el 51% del precio de venta al público de la gasolina de 95 octanos son impuestos, mientras que en el caso del gasóleo es del 46%. Por lo tanto, esa reducción solo afectaría al 49% del precio de la gasolina y al 54% en el del gasóleo. Aplicando una reducción del 26,4% al precio del 19 de junio (0,7277 euros y 0,6072 euros por litro respectivamente) se concluye que el litro de gasolina debería costar 1,234 euros  y el de gasóleo 1,159 euros por litro en la actualidad y no los 1,331 euros y los 1,264 euros que figuran en las últimas estadísticas.

La conclusión, por lo tanto, es que el litro de gasolina debe abaratarse todavía un 7,3% hasta los citados 1,331 euros por litro y al litro de gasóleo le queda un recorrido del 8,4% hasta los 1,159 euros.