El mercado, atento a datos macroeconómicos

Claves de la parálisis del Ibex pese a los máximos en EE UU

Un monitor de cotizaciones en Japón, con el primer ministro Shinzo Abe al fondo.
Un monitor de cotizaciones en Japón, con el primer ministro Shinzo Abe al fondo. REUTERS

El Ibex 35  se encuentra sumido en la indecisión y la debilidad y ni siquiera los nuevos máximos históricos de la Bolsa estadounidense han permitido al Ibex tomar un impuso definitivo de cara a final de año. Estos son algunos motivos.

1. Atentos a datos macroeconómicos. Las Bolsas europeas siguen instaladas en una franja lateral en la que suben sin aparentes razones y descienden sin motivos concretos. Los rebotes suceden a las caídas. Y vuelta a empezar. El reto de índices europeos ha cerrado hoy con ligeras subidas tras los descensos anotados en la sesión de ayer. El mercado es un mar de dudas y no encuentra argumentos para escapar de la indecisión. El viernes, una buena noticia: se han conocido datos de PIB de Francia, sube 0,3% en la primera estimación del tercer trimestre, y Alemania, crece un 0,1%, mejores de lo esperado. 

Ayer, se conocieron datos de inflación de octubre en España (-0,1%), Italia (0,1%) y Alemania (0,7%), que en todos los casos ha confirmado el dato adelantado y el entorno de baja inflación en la zona euro.

De hecho, lo más destacable del boletín mensual del Banco Central Europeo (BCE) publicado ayer fue la rebaja de la previsión de los precios y el crecimiento en la región por parte del panel de expertos del organismo central. Ahora esperan que la inflación quede en el 0,5% este año y que repunte solo al 1% el siguiente, en ambos casos, dos décimas menos de lo que preveían en su anterior estimación en agosto. En cuanto al crecimiento, esperan que la región avance un 0,8% este año y un 1,2% en 2015, dos y tres décimas menos de lo anteriormente previsto, respectivamente. Las caídas en las perspectivas de inflación y de aumento del PIB podrían conducir al banco central a adoptar nuevas medidas de estímulo.

2. Franja lateral. Desde un punto de vista ténico, el Ibex sigue en una franja lateral con los 10.090 puntos como soporte. Ante la falta de estímulos, los mercados han perdido fuerza y las Bolsas europeas han mantenido muchas dudas a la hora de mantener el intento de rebote. Los máximos históricos al otro lado del Atlántico son el único estímulo aparente con el que cuentan a día de hoy los mercados del Viejo Continente.

Al otro lado del Atlántico ayer se conoció el dato de peticiones semanales de desempleo algo peor de lo esperado, ya que las solicitudes del subsidio de paro ascendieron a las 290.000. Pese a ello, Wall Street sigue disparado y anotando nuevos máximos. El selectivo S&P ha tocado los 2.045 puntos y el Dow Jones de industriales alcanza los 17.700. En ambos casos se trata de máximos históricos. 

Como explican desde el departamento de análisis de Bankinter, “el mercado americano se está adaptando a su nueva condición de ser el primer mercado sin estímulos monetariosy parece que lo está haciendo de manera satisfactoria”.

3. Ucrania. El conflicto ucraniano sigue en estado latente, aunque las noticias que llegan hoy desde aquel país invitan a un moderado optimismo. Las autoridades de Ucrania han dicho que no renuncian al cumplimiento del alto el fuego acordado con las milicias rebeldes del este del país a pesar del aumento de la tensión y de las denuncias a Rusia de enviar tropas y armas a esa zona. Los separatistas prorrusos, por su parte, han pedido una reunión urgente en Minsk con Ucrania y la mediación de Rusia y la OSCE para poner fin a esta escalada de tensión.

4. Caída del petróleo. Fuera de las Bolsas, el principal foco de atención es el descenso del precio del petróleo, que en zona de mínimos de cuatro años por la menor demanda prevista por la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) y la elevada oferta. El precio del barril de crudo Brent cae hasta los 78 dólares, su nivel más bajo desde septiembre de 2010. El temor a una menor demanda global se ve reforzado por los datos macroeconómicos peores de lo esperado conocidos hoy en China. Así, la producción industrial de China y el gasto minorista quedaron algo por debajo de lo esperado (en China eso implica, aún así, alzas del 7,7% y más del 15%) Además, la oferta permanece alta y el mercado no espera que la OPEP decida recortar su producción en la reunión de finales de noviembre para proteger el precio del crudo.