Alemania y Reino Unido respaldan a Rajoy

Reacción internacional al 9N

El primer ministro británico, David Cameron
El primer ministro británico, David Cameron REUTERS

Los gobiernos europeos han recibido con frialdad el propósito de la Generalitat de Cataluña de buscar apoyos internacionales a sus aspiraciones independentistas tras la celebración el domingo de la consulta.

Cameron aboga por una "España unida"

El primer ministro británico, el conservador David Cameron, expresó el lunes su apoyo a la “unidad” de España y destacó la importancia de que los referendos se celebren respetando el marco constitucional, según recoge Efe.

En su intervención hoy en la reunión anual de la Confederación de la Industria Británica (CBI), Cameron dijo que el Reino Unido es “gran amigo” y “aliado” de España, informaron medios locales.

El “premier” hizo sus comentarios tras la consulta del domingo celebrada en Cataluña, en la que el 80,72 por ciento de los que participaron se mostró a favor de la independencia, si bien la consulta no es legal al haber sido suspendida por el Tribunal Constitucional español.

A una pregunta sobre los consejos que podía darle al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, en relación con la situación en Cataluña, Cameron insistió en que el Reino Unido quiere que España permanezca “unida” y defendió la importancia de que los plebiscitos sean convocados por la vía legal.

Alemania lo ve como "un asunto interno"

El Gobierno alemán insistió hoy en que el debate soberanista y la consulta sobre la independencia de Cataluña son un “asunto interno” español, y calificó de “lógica” la postura del Ejecutivo de Mariano Rajoy al respecto.

“En ese asunto nos remitimos a lo que expresó la canciller Angela Merkel en su visita a Santiago de Compostela”, indicó hoy el portavoz Steffen Seibert, en una comparecencia de rutina ante los medios al responder a una pregunta sobre la intención del Gobierno de la Generalitat de buscar apoyos internacionales a la consulta.

En su visita a Galicia, la canciller explicó en una conferencia de prensa conjunta con Rajoy que su Gobierno consideraba el debate catalán como un asunto interno español, recordó Seibert.

En esa misma cita con los medios, añadió el portavoz gubernamental, Merkel calificó de “lógica” la postura de Rajoy de considerar “ilegal” la consulta planteada por el presidente catalán, Artur Mas.

La Comisión Europea no se pronuncia

La Comisión Europea (CE) considera que no le corresponde expresarse acerca de la consulta sobre la independencia de Cataluña y que ello es asunto de “organización interna” de España, según señaló su portavoz jefe, Margaritis Schinas.

“No es el papel de la CE expresar una opinión sobre cuestiones de organización interna que tienen que ver con el orden constitucional de los Estados miembros”, aseguró Schinas durante la conferencia de prensa diaria de la institución al ser preguntado sobre el proceso de consulta popular celebrado el domingo en esa comunidad autónoma española, según recoge Efe.

El Ejecutivo comunitario, que ahora preside el luxemburgués Jean-Claude Juncker, ha venido reiterando que el debate soberanista catalán es una cuestión de organización constitucional interna española.

La anterior CE, que presidió el portugués José Manuel Durao Barroso hasta el pasado 31 de octubre, señaló en varias ocasiones que si una parte de un Estado miembro alcanzase la independencia pasaría a ser un “tercer país” con respecto a la Unión Europea (UE).

En ese caso, dejaría de pertenecer a ella, tras lo que debería solicitar el ingreso si quisiera continuar dentro del bloque.

La CE ha subrayado con anterioridad que sólo se pronunciará el día que reciba del Estado miembro en cuestión un escenario jurídico detallado, y que mientras eso no ocurra evitará hacer especulaciones o comentar escenarios hipotéticos.