El beneficio del grupo asciende a 4.361 millones, el 31,7% más

Santander recupera fuelle en España al ganar 822 millones

Unos años después de lo previsto inicialmente Santander, como los bancos que quedan en el sistema financiero español, vuelve a recuperar fuelle en el mercado doméstico. Ganó en España 822 millones de euros hasta septiembre, un 123,1% más con la actividad comercial y gracias a la caída de la remuneración de los depósitos. El beneficio del grupo ascendió a 4.361 millones, el 31,7% más por los ingresos y menores provisiones.

Poco a poco la cuenta de resultados de los bancos españoles comienzan a recuperar “la normalidad”, aunque todavía harán falta dos años más para que la rentabilidad suba a dos dígitos y el crédito neto vuelva a crecer, aunque nunca a los ritmos anteriores a la crisis.

Santander cerró así los nueve primeros meses del presente ejercicio con un beneficio atribuido de 4.361 millones, tras sumar entre julio a septiembre unas ganancias de 1.605 millones, “el mayor de los últimos diez trimestres”, señala el banco en su informe trimestral. Este resultado recurrente se explica por una considerable caída de las provisiones en estos nueve meses (baja la mora), de 1.456 millones de euros, y por unos mayores ingresos. Aunque si solo se analiza el tercer trimestre estanco las dotaciones para insolvencia suben ligeramente –en 139 millones–.

La presidenta del grupo, Ana Botín, señaló en un comunicado (el presidente solo acude a las presentaciones anuales) que “el crecimiento del beneficio en 2014 consolida la recuperación de los resultados, apoyada en la mejora de los ingresos, el descenso de los costes y las menores necesidades de saneamientos”.

El margen de intereses mejoró en España, Reino Unido, México y Argentina, y descendió en Brasil, por el cambio de negocio hacia productos de menor riesgo, y en Chile. En España, ahora su tercer mercado tras Reino Unido y Brasil con un peso cada uno en el beneficio del 20%, los ingresos del banco comienzan a recuperar fuelle. Su margen de intereses sube el 9%, pero este aumento se debe en gran parte, a todo lo contrario que sucediera hace algo más de un lustro, cuando apostó por retribuir el pasivo muy alto para captar clientes y liquidez. Ahora la bajada del coste de los depósitos en un 0,92% de enero a septiembre explican una parte importante de esta mejora del margen. En un año el volumen de depósitos cae el 3,5%.

Los costes también descienden un 7,9%. Tanto es así que el banco ha decidido aumentar sus objetivos de plan de eficiencia hasta 2016, que pasan de 1.500 millones a 2.000 millones. Las provisiones caen también un 22,4% por un descenso de las entradas en mora. Esta ratio es en España del 7,57%, frente al 7,59% del trimestre anterior, aunque un año antes era del 6,40%. El crédito se recupera a pasos lentos en España. De Septiembre a septiembre cae el 5,1%, aunque en el año mejora un 1%, en 1.600 millones, impulsado por grandes empresas.

El consejero delegado, Javier Marín, aseguró que al cierre de este año la actividad crediticia crecerá respecto a 2013. De esta forma, la mejora de la actividad comercial permitió al banco ganar en España 822 millones, un 123,1% más, aunque descontada las pérdidas por inmuebles de 451 millones de euros y sumados seguros y consumo en España el beneficio se sitúa en unos 600 millones, lo que supone ya dejar atrás las pérdidas. El objetivo era ganar 1.000 millones este año.

Europa aporta al grupo el 52% del beneficio (Reino Unido 20%, España 14%, Polonia 6% y Alemania 4%), Latinoamérica, el 39% (Brasil 20%, México 8% y Chile un 6%), y Estados Unidos, el 9%.

En cuanto a los ratios de capital, los fondos propios de Banco Santander se situaron a finales de septiembre en 88.154 millones de euros, 4.200 millones más que un año antes. El ratio de capital del Banco se sitúa en el 12,59%, con un core capital del 11,44%, que ha subido 0,52 puntos porcentuales en el tercer trimestre. Santander ha lanzado este año tres emisiones de participaciones contingentemente convertibles en acciones (las llamadas cocos) dos en euros, por un importe cada una de 1.500 millones, y otra en dólares, también por importe de 1.500 millones.

300.000 clientes más en España en nueve meses

Pese a la recuperación de la cuenta de resultados del grupo, que poco a poco vuelve a “la normalidad”, como señaló Javier Marín ayer, la rentabilidad todavía adolece de músculo. El ROE (rentabilidad sobre fondos propios) es del 6,94%, aún muy bajo si se comparan con los años anteriores a la crisis. Habrá que esperar dos años más, hasta 2016, para que llegue al 10%. Lo mismo sucede con la recuperación del crédito, que para que el neto mejore hay que esperar a 2016. Antes, Santander quiere sacar más partido a sus clientes. Marín aseguró que vincular más al cliente puede sumar de 1.500 a 2.000 millones más de ingresos. De enero a septiembre el banco ha captado 3 millones de clientes netos en el mundo, que ellos 300.000 ha sido en España. En Cataluña quiere crecer de forma orgánica ahora.

Mensajes de Marín

Sin cambios respecto a  Rato

Javier Marín ha pedido tomar las medidas necesarias para “extirpar” la corrupción acuciante en España, y ha reclamado “contundencia y rapidez a la Justicia para acabar con las manzanas podridas”. “Tenemos que tener los mecanismos para detectar la corrupción”, afirmó. Pese a esta declaración, Marín no quiso contestar a las innumerables preguntas sobre el futuro en el banco del expresidente de Bankia, Rodrigo Rato. Se limitó a remitirse a sus respuestas en anteriores comparecencias, en las que defendía que contar con Rato es “un lujo” y en las que destacaba su “visión y contactos”. Marín también instó al Gobierno a proseguir con las reformas estructurales que han permitido a España erigirse como “ejemplo” en el FMI, el BCE y la UE.

Interés en Portugal

Marín reconoció que la entidad tiene interés por el banco portugués Novobanco. Señaló que la entidad está “encantada” en Portugal y ha augurado que su cuota de mercado podría aumentar un 2%. “Crecemos muy bien orgánicamente”, dijo. Sí descartó un potencial interés por el mercado italiano, y más en concreto por Monte dei Paschi. “No estamos estudiando ninguna operación en Italia. No está ahora en nuestro radar”.

Capital

El grupo cerrará el año con una ratio de capital fully loaded ( corresponde a Basilea III en 2019, pero ya reclamando por el mercado) con el 8,5%, frente al 9% previsto, debido al impacto de operaciones que han supuesto un coste de 0,30%.