No desempeñó el cargo de consejero delegado

Sans sostiene que Arturo Cantoblanco estaba abocada al concurso

La sociedad Real Investments Holding, representada por el empresario Luis Sans, ha aclarado que no llegó a cerrar la adquisición del 51% del capital del grupo Arturo Cantoblanco que fue anunciada a finales de 2013 y que suponía el nombramiento de Sanz como nuevo consejero delegado de la sociedad.

En una carta enviada a este diario, Sans explica que el acuerdo con la empresa de Arturo Fernández, presidente de la CEIM, “no llegó a materializarse ni tuvo virtualidad jurídica ni obligacional ya que Arturo Fernández proporcionó una información contable y financiera de su grupo de empresas que no se correspondía con la realidad y que alteraba y disfrazaba lo que con el paso del tiempo ha venido a dejar claro: que el grupo Cantoblanco estaba abocado irremediablemente a una situación de insolvencia”. El empresario insiste en la misiva en que dicho estado contable “iba a motivar el oportuno procedimiento judicial de concurso de acreedores, bien por la vía forzosa o voluntaria”.

Luis Sans, que fue hasta el mes de febrero un alto ejecutivo del grupo Intereconomía, aclara que el acuerdo con Arturo Cantoblanco, anunciado en diciembre del año pasado por el grupo de hostelería, no llegó a concretarse y que no desempeñó “ni siquiera un minuto, el cargo de consejero delegado”.

Fuentes cercanas a Sans han explicado que la operación de compra del 51% del capital del grupo de restauración “no pasó de mera intención” y del estudio de las cuentas de la compañía, bajo un compromiso de confidencialidad.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó el pasado miércoles un auto del juzgado de lo Mercantil número uno de Madrid que declaraba el concurso de acreedores voluntario del grupo Arturo Cantoblanco, después de que este solicitara cuatro meses antes el preconcurso.