XVII Congreso del Instituto de la Empresa Familiar

La hoja de ruta de la empresa familiar para la recuperación

El presidente del IEF, Javier Moll, junto al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y su antecesor en el cargo, José Manuel Entrecanales.
El presidente del IEF, Javier Moll, junto al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y su antecesor en el cargo, José Manuel Entrecanales.

El Instituto de la Empresa Familiar, que reúne a un centenar de empresas familiares que representan el 17,5% del PIB, entre las que se encuentran Inditex, Ferrovial, Acciona, Mercadona, Mango, Puig o Planeta, celebra su decimoséptimo congreso en el que van a presentar sus propuestas de cara a la recuperación económica, en un contexto lleno de acontecimientos que preocupan a las grandes empresas.

En primer lugar, el cónclave arranca en la misma semana en la que estaba previsto el referéndum para la independencia de Cataluña. Suspendido tras el recurso presentado por el Ejecutivo ante el Constitucional, el presidente catalán había optado por una consulta participativa para el 9 de noviembre, que ha sido declarada ilegal por el Consejo de Estado. La posible separación de Cataluña concitará gran parte del debate entre los empresarios, más aún teniendo en cuenta que una parte importante de esa élite empresarial, como Planeta, Puig, Almirall o Damm, procede de esa comunidad autónoma. El más beligerante con el proceso secesionista ha sido José Manuel Lara, presidente de Planeta, que ha pedido con insistencia diálogo entre ambas administraciones y ha advertido que las empresas que publiquen sus obras en castellano estarán repartidas por el resto del conjunto de España, en clara alusión a su salida de Cataluña.

El cónclave coincide con el 9N en Cataluña y el último sondeo del CIS

La celebración del Congreso también coincide con la tramitación de la reforma fiscal, que ya ha recibido las enmiendas del Senado y que ha generado contrariedad entre algunas grandes empresas por algunas de las decisiones incluidas. Aunque la reforma incluye una rebaja de tipos en el impuesto que grava los beneficios de las empresas (del 30% al 25% en dos años), sigue en la senda de los dos últimos ejercicios de reducir los beneficios fiscales a los que se podían acoger, como las deducciones por los gastos financieros y la compensación por bases imponibles negativas. Hacienda ya ha manifestado que en el trámite parlamentario de la reforma fiscal también se incluirá una medida para evitar que la rebaja de tipos en el impuesto sobre sociedades perjudique a las empresas que se acogieron a la actualización de balances. Un proceso extraordinario llevado a cabo en 2012 y que permitió a las empresas ajusten el valor contable de sus activos tributando un 5%.

Finalmente, el arranque del Congreso se celebra el mismo día en el que publica la última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), en la que Podemos, la formación liderada por Pablo Iglesias, habría obtenido más intención de voto que el PPy PSOE. Un dato que, sin duda, también será valorado por el líder de la oposición, Pedro Sánchez, que pronuncia esta mañana la primera conferencia del Congreso. El impacto de ese cambio de las formaciones políticas en la economía también será debatido en la siguiente mesa redonda, en la que participarán José Carlos Díez y Carlos Rodríguez Braun. La clausura, prevista para mañana a las 13.15 horas, correrá a cargo del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el presidente del Instituto de la Empresa Familiar, Javier Moll.

El apoyo del Consejo Empresarial para la Competitividad

El Consejo Empresarial para la Competitividad, un lobby formado por 18 grandes empresas, como Mercadona, Santander, BBVA, Planeta, Mapfre o Mangoentre otras, presenta hoy su sexto informe en tres años sobre la economía española titulado “España 2018”. Al igual que han hecho en los anteriores informes, el presidente del CEC y de Telefónica, César Alierta, defenderá los fundamentos y las fortalezas de la economía española. Alierta, que estará pertrechado por los jefes del servicio de estudios de BBVA, Santander y Telefónica, pedirá al Ejecutivo que persista el impulso reformista de los dos últimos años y medio y reclamará otra vuelta a la reforma laboral para impulsar la contratación.

El Consejo Empresarial para la Competitividad se ha convertido en el mayor defensor de la economía española, incluso en los peores momentos, cuando el acoso de los mercados y el rescate parecía inminente. Ellos fueron los que hicieron público un informe en mayo de 2012, solo dos meses antes de que la prima de riesgo tocara máximos históricos (rozó los 640 puntos), en el que aseguraban que el nivel adecuado de la prima de riesgo se encontraba entre 150 puntos y 200 puntos (en el que cotiza actualmente). Ellos también fueron los que organizaron a finales de 2013 un road show nacional e internacional para mostrar las fortalezas de la economía española.