Enel acelera la de Endesa

El Gobierno aplaza a febrero la OPV de Aena para poder elegir auditora

José Manuel Vargas, presidente de Aena
José Manuel Vargas, presidente de Aena

La mayor privatización en España de los últimos 16 años ha quedado aplazada hasta el 15 de febrero de 2015 como muy tarde. Si los plazos se cumplen, el debut puede producirse en el mes de enero, según fuentes cercanas al Ministerio de Fomento.

El Gobierno ha paralizado la salida a Bolsa de Aena en el último minuto, al exigir que se haga una convocatoria pública para elegir al auditor que elaborará el documento requerido por los bancos colocadores para llevar a cabo la OPV. Este documento, denominado comfort letter o carta de conformidad, valida la información financiera del folleto.

PwC había ganado en concurso la auditoría de Aena, pero tiró los precios por los suelos. Cobró 48.200 euros por validar las cuentas el año pasado, cuando la auditoría de una compañía equiparable, como Enagás, tuvo un coste de casi tres veces más por los mismos servicios (la empresa gasista abonó 143.000 euros a Deloitte). La cuestión adicional es que para realizar la carta de conformidad PwC exigía una cantidad entre ocho y diez veces superior a la percibida por la auditoría.

Es habitual que el auditor de la empresa elabore la carta de conformidad, ya que es el que conoce las cuentas. Otra firma tendría que realizar su propia validación de los estados contables. Es decir, sería una especie de doble auditoría. Pero el Ejecutivo ha preferido pecar de exceso. El Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC), el supervisor de los auditores, ha sancionado con 12 millones de euros a Deloitte por faltas graves y ausencia de independencia en los servicios prestados para Bankia en su salida a Bolsa. PwC, además, recibió de Aena el año pasado 212.000 euros adicionales por otros servicios de verificación. Ayer, en la Comisión Delegada del Gobierno se explicó que la Abogacía del Estado había aconsejado que se realizara un concurso para elegir al firmante de la carta de conformidad.

Enaire, la sociedad a través de la que el Estado controla el 100% de Aena, sacará el pliego con las condiciones del concurso la próxima semana. En un plazo de entre 20 y 25 días se elegirá al auditor, que puede ser PwC o cualquier otro, con el objetivo de que la carta de conformidad esté lista en enero.

Fuentes conocedoras del proceso indican que ahora se trabaja con la primera quincena de febrero como el periodo más probable para el debut en Bolsa de Aena. El estreno podría producirse incluso en enero si todo va viento en popa. La fecha se situaría a una distancia considerable de las elecciones municipales y autonómicas convocadas para el 24 de mayo.

Además, Corporación Financiera Alba, Ferrovial y el hedge fund británico The Children’s Investment (TCI) firmaron el 16 de octubre los respectivos contratos privados en los que se comprometen a invertir en Aena siempre que salga a Bolsa antes del 16 de abril de 2015.
El nuevo calendario manejado por el Gobierno permite que estos inversores entren con el 21% del capital sin ningún tipo de problema.

Enel acelera la de Endesa

El aplazamiento de la OPV de Aena ni mucho menos detendrá la que Enel prepara para Endesa, de la que controla el 92%. El objetivo es sacar a Bolsa alrededor del 25% del capital, lo que podría elevar el porcentaje que cotiza libremente en el parqué de la compañía que preside Borja Prado por encima del 30%. La capitalización de la eléctrica que controla la compañía italiana se sitúa en torno a los 16.000 millones de euros, por lo que por un 20% obtendría unos 3.200 millones de euros, ypor el 25%, ingresaría unos 4.000 millones. La OPV de Endesa reservará para los pequeños inversores alrededor de 500 millones de euros en acciones, según fuentes financieras. Estas agregan, incluso, que el proceso de la OPV puede acelerarse tras el aplazamiento de la de Aena. El objetivo es que la CNMV dé el visto bueno al folleto el 6 o el 13 de octubre, si bien fuentes conocedoras de la operación apuntan más bien a la segunda fecha, debido a que sería complicado que el supervisor aprobara el documento la próxima semana. 

Endesa repartió el miércoles el mayor dividendo de una empresa española, con más de 14.000 millones entregados a sus accionistas. El consejero delegado de Enel, Francesco Starace, aseguró ayer en Roma que así la estructura patrimonial de la española “es más eficiente” y la sociedad “puede continuar previendo una política de dividendos relativamente estable y muy interesante”, según declaraciones recogidas por Efe. Starace agregó que “África y Oriente Medio son para nosotros en el futuro la próxima América Latina”.