La cifra será revisada en los próximos meses

La economía del Reino Unido crece el 0,7% en el trimestre

El primer ministro británico, David Cameron, a su llegada a la cumbre de Bruselas hoy. Ampliar foto
El primer ministro británico, David Cameron, a su llegada a la cumbre de Bruselas hoy. REUTERS

La economía británica se ralentizó en el tercer trimestre del año al crecer el 0,7 % frente al 0,9 % en los tres meses anteriores, pero muestra señales de recuperación al llevar siete trimestres consecutivos de expansión. Según informó hoy la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS, en inglés), el producto interior bruto (PIB) británico subió el 0,7 %, sobre todo, por la buena marcha del sector servicios, que incluye el sector financiero, considerado el pulmón económico del Reino Unido.

La cifra, que será revisada en los próximos meses, es la misma que habían anticipado los economistas, que destacaron que la ralentización es reflejo de la reciente preocupación en los mercados europeos sobre el ritmo de crecimiento de la economía mundial.

De acuerdo con la ONS, los cuatro principales sectores de la economía -servicios, industria, construcción y agricultura- registraron una expansión entre julio y septiembre.

En el caso del sector servicios, el ascenso en el periodo fue del 0,7 %, mientras que el área industrial creció el 0,5 %, la construcción el 0,8 % y la agricultura el 0,3 %.

De acuerdo con estos datos, se estima que el PIB en el tercer trimestre de 2014 fue un 3,4 % más alto que antes de la desaceleración de la economía británica en 2008.

Pese a la mejora general, el sector industrial se encuentra un 4,1 % por debajo de los niveles que tenía antes de la crisis y en el caso de la construcción el porcentaje es del 8,2.

Entre el primer trimestre de 2008 y el segundo trimestre de 2009, la economía del Reino Unido se contrajo un 6 %, según la ONS.

Este nuevo crecimiento de la economía, aunque menor que en el trimestre anterior, supone una buena noticia para el Gobierno de David Cameron, que desde octubre de 2010 aplica un duro programa de austeridad para conseguir salir de la crisis.

“Las fuertes cifras de hoy muestran que el Reino Unido va a la cabeza de una economía global cada vez más incierta. Con el crecimiento de los principales sectores de la economía, está claro que nuestra recuperación es amplia”, dijo hoy el ministro de Economía, George Osborne.

Pese a todo, Osborne admitió que su país “no es inmune a la debilidad económica en la zona del euro y la inestabilidad en los mercados globales”, por lo que apoyó continuar con el plan de austeridad aplicado por el Gobierno.

Sin embargo, el portavoz de Economía de la oposición, Ed Balls, criticó al Gobierno al insistir en que los trabajadores no “sienten que haya recuperación” porque en los últimos años se ha deteriorado considerablemente el poder adquisitivo de la gente.

Las cifras de hoy se conocen después de que el economista jefe del Banco de Inglaterra, Andy Haldane, admitiese hace unos días que la inquietud sobre la solidez de la recuperación puede obligar al banco emisor a retrasar el aumento de los tipos de interés, que se sitúan en el nivel histórico del 0,5 % y que muchos expertos habían anticipado podían subir a finales de 2014.

Además del aumento del PIB, el Reino Unido ha mostrado señales de recuperación pues la inflación se situó en septiembre en el 1,2 % y la tasa del desempleo está en el 6 %, la más baja en ocho años.

La economía británica puede ser una de las de más rápido crecimiento en Occidente ya que el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha anticipado que el PIB puede subir este año el 3,2 %.

Los datos divulgados hoy por la ONS coinciden con las revelaciones de que el Reino Unido tendrá que pagar unos 2.100 millones de euros adicionales al presupuesto de la Unión Europea (UE) en respuesta a la relativa prosperidad del país.