_
_
_
_
La adquisición de ABS se hará a finales de año

El BCE ya está comprando cédulas

El presidente del BCE, Mario Draghi.
El presidente del BCE, Mario Draghi.FRANK RUMPENHORST (EFE)
Nuria Salobral

El Banco Central Europeo dio hoy comienzo al plan con el que aspira a reactivar la concesión de crédito a pymes y particulares en la zona euro, pieza fundamental para alejar la creciente amenaza de recesión económica. La institución inició la compra en el mercado secundario de cédulas hipotecarias, el primer paso del programa de compra de activos bancarios con el que el BCE podría llegar a elevar su balance en hasta un billón de euros.

Este plan incluye la adquisición de cédulas y de bonos de titulización hipotecaria, como fórmula con la que liberar a la banca de riesgo de crédito en balance para que así pueda asumir nuevo riesgo con la concesión de financiación. Fuentes bancarias señalan que este programa ganaría efectividad si se concentra en la compra de emisiones nuevas, no de las que ya están en circulación y con las que el banco ya traspasó su riesgo en el momento de la emisión. Pero, por lo pronto, el BCE ha bría comenzado con compras en el mercado secundario, de emisiones en circulación ya en manos de inversores. Y, en concreto, de cédulas hipotecarias francesas y españolas, según apunta la agencia Bloomberg. “El mercado de cédulas francés, español y alemán es el más abundante”, explica Joaquín González, gestor de DWS Investments.

La cuantía de las compras que realizará el BCE es la gran incógnita para los inversores, que ya sufrieron una primera decepción tras la reunión del pasado 2 de octubre, cuando Mario Draghi declinó dar una cifra concreta. Pocos días después, el vicepresidente del BCE, Vítor Constancio, ofreció algunos detalles más. El volumen de compras de bonos de titulización y cédulas hipotecarias rondará el billón de euros, una cifra que equivale al 53% del total del mercado existente para estas clases de activos.

Así, las compras potenciales de bonos de titulización pueden alcanzar los 400.000 millones de euros, si bien el tamaño de este mercado asciende a los 690.000 millones. Mientras que la cifra potencial de cédulas hipotecarias susceptibles de ser adquiridas se sitúa en los 600.000 millones de euros, frente a un volumen total de 1,2 billones de euros.

Las adquisiciones iniciales realizadas ayer habrían incluido emisiones de cédulas de Société Générale y de BNP Paribas, junto a otras de bancos españoles, apunta Bloomberg. La reacción de estas compras apenas habría tenido impacto en mercado, ya que los precios de estos activos ya habían recogido la noticia de este plan de adquisiciones del BCE en el mes septiembre, explica Joaquín González, para quien será necesario que haya nuevas emisiones de cédulas hipotecarias si el BCE quiere que su plan sea efectivo. “Será más exitoso si acude al mercado primario”, señala.

El mercado de hecho calienta motores ante la expectativa de compras por parte de Draghi y hay estimaciones que apuntan a un volumen de colocación de cédulas hipotecarias de 100.000 millones de euros ya el próximo año. “Si hay escasez de papel hay riesgo de que no haya dinámica entre oferta y demanda en el mercado de cédulas”, añade González. De hecho, se trata de un mercado en el que un volumen de 300.000 millones de euros está retenido a causa de las políticas de asignación de activos de los fondos de inversión.

Después de todo, las cédulas hipotecarias son el activo de deuda bancaria más seguro y, por lo tanto, de mayor calidad, puesto que cuentan con la garantía de la entidad, de los titulares de la hipoteca y del propio inmueble. En este sentido, se trata de activos de muy alto nivel de rating –de AA de media en las cédulas de entidades centroeuropeas– de difícil sustitución en una cartera de fondos, lo que puede retraer a los vendedores y llegar a suponer un obstáculo para el plan de compras del BCE. 

Con esta, será la tercera ocasión en que la institución con sede en Fráncfort compre cédulas, tras las adquisiciones de julio de 2009 –tras la crisis de Lehman– y de noviembre de 2011, con la crisis de deuda soberana de la zona euro.

El otro gran foco de adquisiciones serán los bonos de titulización, cuyas primeras compras se prevén para antes de que finalice el año. Aun así, la gran apuesta de los inversores es que el BCE acabará incluyendo la deuda soberana en su programa de compra de activos, al estilo del quantitative easing de la Fed, para intentar relanzar la economía.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Nuria Salobral
Es jefa de la sección de Inversión en el fin de semana y redactora especializada en temas financieros y política monetaria. Trabaja en Cinco Días desde 2006, donde ha cubierto la quiebra de Lehman Brothers, el rescate a la banca española o las decisiones del BCE. Nacida en Madrid, es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense.

Archivado En

_
_