El selectivo cae un 1,9% en la semana hasta los 9.956,8 puntos

El Ibex 35 rebota un 2,97% y anota la mayor subida del año

El Ibex 35 rebota con los 9.900 puntos en el punto de mira Ampliar foto
Un hombre, en la Bolsa de Varsovia. REUTERS

El Ibex 35 despide la semana con un fuerte rebote que le permite mitigar parte de la debacle de esta semana. El selectivo español, tras ceder un 5,1% en dos sesiones, vuelve hoy a las subidas y cierra la sesión con un alza del 2,97% hasta los 9.956,8 puntos. Es la mayor subida del año. Gracias a este rebote, cuya solidez se pondrá a prueba la próxima semana, el índice consigue volver a terreno positivo en el año (gana un 0,4%). En la semana, que iba camino de ser la peor en muchos meses, se deja un 1,9%. Todos los valores del selectivo cierran en verde, recomponiéndose algo del varapalo de las dos sesiones anteriores. Destacan las alzas de Abengoa (+10,49%), Acciona (+5,97%), Sacyr (+5,74%) y CaixaBank (+5,36%).

Ahora el mercado duda sobre la continuidad de este rebote, en parte porque la Bolsa lleva tiempo dando muestras de fátiga. De hecho, el Ibex lleva cuatro semanas seguidas de caídas, algo que no ocurría desde abril de 2013. Los expertos de Link Securities explican que “lo que está por ver es si a corto plazo los inversores van a tener paciencia o si, por el contrario, van a continuar su huida hacia activos refugio como los bonos, estrategia que consideramos que a medio o largo plazo puede salirles muy caro”. Desde el departamento de análisis de Bankinter, por su parte, siguen recomendando cautela las turbulencias de los últimos días. “Pensamos que no es más que un alto transitorio en el camino y es pronto para aplicar una estrategia cortoplacista de caza de gangas. Será necesario ver primero una estabilización que no será inmediata”, afirman. En esta línea, Miguel Ángel Paz, director de la unidad de gestión de Unicorp, añade que “falta por saber si el rebote tendrá continuidad o si habrá un nuevo ataque bajista. Para eso habrá que ver si los índices son capaces de superar los soportes perdidos, y sobre todo, si los datos macro y micro consiguen mantener un giro alcista”.

Los expertos creen que las últimas caídas son excesivas y que lo razonable sería que las Bolsas, poco a poco, volvieran a las alzas. Pero creen que es pronto para dar por zanjada la senda bajista. Manuel Arroyo, director de estrategia de JPMorgan Asset Management, mantiene su visión positiva sobre las perspectivas bursátiles y cree que los descensos de estos últimos días han sido una corrección lógica y esperable, aunque brusca, cuando el mercado llevaba dos años subiendo casi sin descanso. Este experto sigue pensando que la renta variable es la mejor opción para los inversores pero con un matiz. “Es necesario que crezcan los beneficios en Europa porque en EE UU los índices llevan dos años subiendo porque ha habido mejoría de la macroeconomía y de las cuentas corporativas, pero en Europa se ha subido sin crecimiento económico ni de beneficios, porque si no las alzas se producen por expansión de múltiplos y la Bolsa es cada vez más cara”, precisa.

Las Bolsas europeas siempre están muy pendientes de lo que ocurre al otro lado del Atlántico, pero esta semana la vinculación con Wall Street ha sido aún mayor que de costumbre. Las caídas en los índices estadounidenses avivaron el fuego el martes y el miércoles, mientras que su repunte, en gran medida gracias a la Reserva Federal, ha sido decisivo para sofocar el incendio. Hoy, la Bolsa estadounidense anota alzas del entorno del 1,5%, lo que refuerza el rebote europeo. Allí se han conocido datos mixtos del mercado inmobiliario (inicio de construcción de viviendas mejor de lo esperado, pero permisos de construcción por debajo de las estimaciones) y el índice de confianza del consumidor elaborado por la Universidad de Michigan, que sube en octubre hasta los 86,4 puntos, por encima de los 84,6 del mes anterior. Es el mayor nivel desde 2007. En Wall Street continúa además la temporada de presentación de resultados del tercer trimestre, eclipsadas en las dos últimas sesiones. Hoy han presentado sus cuentas Morgan Stanley, mejor de lo esperado, y General Electric, que no cumplió expectativas, entre otras compañías.

En estos momentos de turbulencias en las Bolsas, los inversores vuelven su mirada hacia los bancos centrales. El jueves, la intervención de Bullard, miembro de la Reserva Federal, en la que afirmó que podría posponer el final de la retirada de estímulos logró frenar las caídas. Janet Yellen ha dado hoy una conferencia en Boston sobre la desigualdad entre ricos y pobres (aspecto por el que ha mostrado gran preocupación, por cierto) , pero donde no ha hablado de la volatilidad en los mercados de estos días ni de política monetaria, por lo que sus palabras no han influido en las Bolsas. También hoy, el Banco de Inglaterra también ha lanzado un mensaje bien recibido por los inversores. Su economista jefe, Andrew Haldane, ha afirmado que la subida de los tipos de interés podría ser más tarde de lo esperado por el deterioro del crecimiento económico global y el aumento de los riesgos en los últimos meses. Alvin Tan, estratega de Société Générale, explica a Reuters que “los comentarios de Haldane refuerzan el cambio de expectativas en el mercado sobre la subida de tipos”, que ahora esperan que ocurra a mediados de 2015 y no a principios.

En el mercado secundario de deuda, que en las dos últimas sesiones también había mostrado escenas de alta tensión por primera vez en muchos meses, la tranquilidad también regresa en la sesión de hoy. Así, el interés del bono español a diez años cierra la semana en el 2,16%, lejos del 2,4% que llegó a tocar en los momentos de más nerviosismo de ayer. La prima de riesgo española también se relaja hasta los 130 puntos básicos, gracias al descenso en la rentabilidad en el bono a diez años y también a la subida del interés del bund. Los inversores se refugiaron en los últimos días en la deuda alemana y el alza de la rentabilidad (y por tanto, caída del precio) de la deuda alemana refleja que se reduce la tensión. El interés del bund repunta hasta el 0,88%.

Hoy, la agencia de calificación de riesgos Moody´s revisa el rating de España, que actualmente está en Baa2 con perspectiva positiva.

Tras varios días de descensos, el precio del barril de petróleo Brent remonta hoy hasta los 86 dólares (llegó a caer al entorno de los 83). En el mercado de divisas, el euro sigue coqueteando con el nivel de los 1,28 dólares, a ratos por abajo y a ratos por encima.

IBEX 35 8.888,50 0,40%