El precio de las marcas blancas sube un 2,2% según la OCU

Marcas blancas, ¿siguen siendo rentables?

Marcas blancas, ¿siguen siendo rentables?

El concepto de marca blanca viene asociado a un menor precio, es una forma de llenar la cesta de la compra con productos de la marca del propio distribuidor y conseguir ahorrar. Las marcas blancas cobraron relevancia cuando el poder adquisitivo de las personas comenzó a descender a causa de la ya más de mil veces nombrada crisis, de hecho allá por el 2009 y según el Observatorio del Consumo y la Distribución Alimentaria, el 89,6% de los hogares compraban marcas blancas y lo hacían motivados por el precio.

Han pasado los años y muchos de los consumidores han quedado fidelizados con la marca del distribuidor (marca blanca). Y ahora es cuando las marcas blancas han decidido aumentar ligeramente sus precios de media un 2,2% según un estudio realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). ¿Nos preguntamos, siguen siendo rentables las marcas blancas?

Los precios de las marcas blancas suben, los de los fabricantes bajan

Los españoles dedican de media 4.098 euros a productos de alimentación y bebidas no alcohólicas, según la Encuesta de Presupuestos Familiares del Instituto Nacional de Estadística (INE) correspondiente al año 2013. Esta se convierte en la segunda mayor partida del presupuesto familiar después del gasto medio de 8.964 euros en vivienda, agua, electricidad y combustibles. Se trata de un gran porcentaje del presupuesto del hogar destinado a productos alimenticios, por lo que encontrar la forma de conseguir economizar el gasto es importante.

La subida de precios de las marcas blancas se produce en un momento en el que los fabricantes bajan los precios de sus productos de media un 2,1% en relación al año pasado. El estudio de la OCU indica que se trata de bajadas moderadas y que este descenso del precio viene motivado por establecer una competencia más directa con las marcas blancas que durante todos estos años atrás han ido aumentando su cuota de mercado.

Una de estas formas seguirá siendo decantando la elección hacia una marca blanca ya que en primer lugar no han sido todas las distribuidoras las que han subido sus precios de marcas blancas (Carrefour, Día Market, Hipercor y Lidl son algunas según la OCU, con una subida de entre 1% y un 10,1%), y en segundo lugar, siguen ofertando sus productos a un menor precio que las marcas de gran prestigio.

Importa el qué comprar y sobre todo el dónde

La elección del lugar de compra también será determinante para conseguir realizar la compra de la forma más económica. Los hábitos de compra ya no son los mismos y al consumidor no le importa visitar varios establecimientos con tal de encontrar los productos con una mejor relación calidad-precio.

Según la OCU, es posible conseguir un ahorro medio de 929,54 euros a la hora de llenar la cesta de la compra si se acude a los establecimientos con precios más competitivos. Además también puede ser una buena opción valorar otras vías de compra como por ejemplo la compra online, en la que se puede comparar rápidamente los precios entre distintos establecimientos.