El mercado no descarta que Draghi abra la puerta a la compra de deuda soberana

¿Qué esperar hoy del BCE? Claves del plan de compra de deuda privada

El presidente del BCE, Mario Draghi.
El presidente del BCE, Mario Draghi. REUTERS

Ha llegado el momento. Hoy es el día en el que se espera que el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, desgrane el plan de compra de deuda privada (ABS y cédulas hipotecarias) que anunció en septiembre y que ha generado tanta expectación. La atención del mercado se centrará en el cómo, cuándo y cuánto del conocido como Quantitative Easing en su versión edulcorada. Aunque no se descarta, no obstante, que también pueda abrir la puerta a un QE de deuda pública al estilo de la Fed, dada la nueva caída de la inflación en la zona euro, que intensifica las presiones deflacionistas, y tras los últimos datos de actividad, que confirman que la economía de la región ha perdido impulso.

“El pobre resultado de la primera TLTRO del 18 de septiembre, junto con los últimos débiles datos europeos, han levantado dudas sobre si será necesario aplicar estímulos monetarios adicionales”, aseguran desde Renta 4. “Muchos inversores de los mercados de bonos están descontando que el BCE terminará por implantar un programa de compra de bonos soberanos para expandir su balance, algo que ha llevado a las rentabilidades de este tipo de activos a situarse muy cerca de sus mínimos históricos”, señalan en Link Securities.

Haya sorpresas o no, lo que hoy se debería conocer son los detalles de la implementación del QE de deuda privada. Así, ahí van algunas cuestiones clave.

¿Cuánta deuda puede comprar el BCE?

El mercado baraja un importe en torno a medio billón de euros. El propósito del BCE es, según dijo Draghi en septiembre, devolver su balance a los niveles de 2012 (tres billones de euros por aquel entonces), lo que supondría incrementarlo respecto a los niveles actuales en un billón de euros.

Según explica Renta 4, los cálculos se hacen teniendo en cuenta la reducción de balance que se producirá por la devolución de los LTROs (-350.000 millones de euros que vencen a principios de 2015) y el incremento derivado de los TLTROs (+450.000/+800.000 millones de euros, en función de la evolución del crédito).

¿Qué tipo de títulos comprará y asumiendo qué riesgos?

La compra incluirá deuda financiera vinculada a préstamos (ABS) e hipotecas (covered bonds). El plan consiste en respaldar este tipo de productos comprándoselos a las entidades, lo que es una vía indirecta de otorgar liquidez a la banca para la concesión de crédito.

Algunos analistas se preguntan si se hará un reparto por países e incluirá a Grecia y Chipre, “ambos bonos basura, para facilitar una inyección de liquidez que permita su objetivo de que fluya el crédito a estos dos países que están en peor situación económica de la eurozona”, indica Miguel Paz, de Unicorp Patrimonio.

Además, se especula con que si comprará deuda senior o deuda ‘mezzanine’ (de baja calidad) con garantías de los gobiernos, algo que tanto autoridades alemanas como francesas rechazan. Además, está por ver si habrá consenso y si las compras se esterilizarán o no.

¿Y en qué plazo de tiempo?

Fuentes de mercado hablan de plazos a dos años e incluso sostienen que el BCE podría no fijar un límite temporal y realizar compras mensuales como ha estado haciendo la Fed desde septiembre de 2012.

¿Tocará los tipos de interés?

El consenso de analistas prevé que Draghi no toque más los tipos de interés, tras el recorte realizado en septiembre, y se mantengan en el mínimo histórico del 0,05% durante un largo periodo de tiempo. Asimismo, la facilidad de depósito se quedará en el -0,20%.

Este escenario de tipos bajos en la eurozona contrasta con el calendario previsto para la próxima subida de tipos tanto por parte del Banco de Inglaterra como por parte de la Fed. Ebury estima que lo hará la Fed en primer lugar. Los tipos en Estados Unidos se sitúan en el intervalo del 0-0,1%. "Es razonable suponer que esta tasa se incremente inicialmente hasta el 0,25% como primer paso. El mercado también valora con una posibilidad del 50% que esto suceda en marzo del próximo año. En concreto, para la reunión programada el 18 de marzo", sostiene.

¿Cómo reaccionarán las Bolsas?

Si Draghi actúa conforme al guión previsto, los analistas creen que el mercado podría recuperar el impulso que recientemente ha perdido. Desde Bankinter apuestan por que Draghi "seguirá apoyando al mercado al insinuar que en absoluto el BCE se queda sin medios para actuar. Y añaden que "con esto, parece probable que la sesión europea sea floja para bolsas en su primera parte (antes de la intervención de Draghi), para mejorar a continuación".

¿Qué hará el euro?

El euro repunta hoy ligeramene frente al dólar y se sitúa en los 1,2629 dólares. La divisa común ha intensificado su depreciación en las últimas semanas y "debería depreciarse incluso más allá de los 1,26 dólares tras las palabras de Draghi", afirma Bankinter.