Lo aplican seis comunidades autónomas

La UE cuestiona el impuesto que grava a las grandes superficies

El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz.
El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz.

“Están investigando el diseño del impuesto sobre grandes superficies de las comunidades autónomas. Muy probablemente sea incompatible con el derecho comunitario”. Así lo avanzó en la clausura de la asamblea anual de la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged), en la que señaló que si Bruselas llega a la conclusión de que conculca la normativa europea, obligará a las comunidades que lo aplican a cambiar su diseño.

Este tributo se aplica a los establecimientos de más de 2.500 metros cuadrados en seis autonomías (Cataluña, Aragón, Asturias, Navarra, La Rioja y Canarias) y grava la contaminación que producen los consumidores por desplazarse en coche hasta ellos.En el caso de Cataluña, donde el gravamen asciende a 17 euros por metro cuadrado de superficie, este impuesto se come, según los cálculos de Anged, entre el 30% y el 35 % del beneficio de un establecimiento.

En el discurso de clausura, el presidente de Anged, Alfonso Merry del Val, avanzó que se está produciendo un cambio de tendencia en las ventas de estas empresas, tras seis años de caídas, que podría provocar que este sea el primero en el que vuelvan a crecer desde el inicio de la crisis. Merry del Val cargó contra el exceso de regulación en España y exigió una mayor liberalización de horarios comerciales. “El comercio padece un intervencionismo político que resulta completamente inútil, salvo para aquellos que deseen alimentar discursos ideológicos y enfrentamientos estériles, trasnochados y de espaldas a la realidad cotidiana. ¿Qué sentido tiene restringir la apertura de una tienda en domingo cuando el comercio electrónico puede vender 24 horas durante 365 días?”, señaló.