Ingresará 548 millones más de lo que inviertirá

Mejor saldo con la Unión Europea

La diferencia entre aportaciones e ingresos crece el tripe respecto a 2014

Panorámica del Parlamento Europeo.
Panorámica del Parlamento Europeo.

La diferencia entre las aportaciones a los presupuestos de la Unión Europea y los fondos recibidos desde Bruselas sigue beneficiando a España. Para el año 2015, primeras cuentas europeas redactadas en el marco del Tratado de Lisboa, el saldo financiero crece más del triple respecto a 2014 hasta situarse en 548 millones de euros.

La mejora de este balance se produce tras una bajada de más del 1,2% de la aportación a los presupuestos comunitarios, hasta los 12.922 millones, y un incremento de los pagos comunitarios del 1,5%, hasta los 13.469 millones.

En el plano de las aportaciones, crecen los pagos en concepto de recursos propios tradicionales y en IVA un 6,7% y un 6,5%, respectivamente. En el lado opuesto se sitúa la renta nacional bruta (RNB) que cae un 2,53% hasta los 9.717 millones.

La aportación de España en los presupuestos de la UE se sitúa en el 8%, prácticamente sin cambios respecto a las cuentas del año 2014.

Los ingresos crecen pese a caer la entrada de fondos estructurales como FEDER o FSE, que disminuyen su cuantía un 5,7%, hasta los 4.776 millones. En concepto de cohesión, España no percibirá nada en el plan 2014-2020, aunque en 2015 si ingresará 353,21 millones (un 22,1% menos) por los planes previos que no habían sido liquidados. El gasto agrario de la UE en España, a través de fondos como FEAGA, FEADER o FEMP, crece respecto a 2014 un 8,1% alcanzando los 7.663 millones.

La contribución al programa FED de ayuda al desarrollo y la cooperación se mantiene estable en los 282,6 millones de euros, un 0,28% menos respecto a 2014.