El presidente, Eduardo Montes, espera que la normativa ofrezca "una estabilidad regulatoria”

Unesa dice que la reforma les ha “dañado” pero eliminará el déficit tarifario

Eduardo Montes, presidente de Unesa. Ampliar foto
Eduardo Montes, presidente de Unesa. EFE

El presidente de la patronal de las grandes eléctricas Unesa, Eduardo Montes, ha asegurado hoy que la reforma energética puesta en marcha por el Gobierno les “ha hecho mucho daño”, pero que “era necesaria” y llevará “a un déficit probablemente nulo” este año.

En un encuentro con los medios, Montes ha considerado que el déficit de tarifa -desfase que se genera porque los ingresos del sistema eléctrico no cubren los costes regulados- será este año “muy reducido o prácticamente cero”, lo que “es una muy buena noticia”.

En su opinión, este paquete normativo “no es una reforma del sector, sino una reforma para cuadrar el déficit”, algo que ha considerado apropiado porque “espero que nos dé una estabilidad regulatoria”.

Así, “2013 ha sido un punto de inflexión” con este cambio normativo “necesario” que incluye “medidas muy dañinas para el sector”.

El presidente de Unesa ha detallado que la normativa ha supuesto un impacto de 2.450 millones de euros para el régimen ordinario (que incluye la nuclear, la gran hidráulica y las centrales térmicas), 1.240 millones para la distribución y unos 3.100 millones en impuestos, de los que alrededor de 1.500 millones corresponden a las grandes eléctricas.

Frente a esto, el impacto para el antiguo régimen especial (renovables, cogeneración y residuos) ha sido de alrededor de 2.000 millones de euros.

Con respecto al déficit de tarifa, según Unesa se situó en 3.188 millones de euros el pasado año, lo que supone una reducción del 43,1 % con respecto a 2012.

Al cierre de 2013 la potencia instalada ascendía a 107.811 megavatios (MW), un 0,7 % más que un año antes, de los que un 63,1 % del total correspondían al régimen ordinario y el resto, al régimen de retribución específica (renovables, cogeneración y residuos).

Según Unesa, la producción eléctrica alcanzó el pasado año los 286.512 millones de kilovatios hora (kWh), un 3,9 % menos, de la que un 58,8 % correspondió al régimen especial. La patronal destaca el incremento del 70 % experimentado por la energía hidráulica, debido a que fue un año muy lluvioso.

En ese sentido, el consumo neto de energía eléctrica en España cayó un 2,5 % el pasado año, hasta los 245.687 kWh, con lo que la demanda se situó a niveles de 2003 y 2004.