El país pudo incumplir la directiva de la UE en el "ataque" de junio

La EBA investiga un posible ‘corralito’ velado en Bulgaria

Una depositante del Corporate Bank de Bulgaria reclama sus ahorros.
Una depositante del Corporate Bank de Bulgaria reclama sus ahorros.

La Autoridad Bancaria Europea, EBA por sus siglas en inglés, ha abierto una investigación para aclarar “un posible incumplimiento del derecho de la Unión Europea por las autoridades competentes de la República de Bulgaria”, según ha informado este jueves en un comunicado.

Las pesquisas, ha informado esta mañana la EBA, se centrarán en las medidas adoptadas por el país en torno a la intervención del Corporate Commercial Bank AD (KTB), el cuarto banco del país, a mediados del pasado junio.

Una semana después del rescate de dicha firma, el Banco Central de Bulgaria alertaba de un ataque sistémico para desestabilizar el sistema financiero del país, en medio del desplome generalizado del sector financiero cotizado y de la retirada masiva de depósitos del Corpbank ante el miedo a un corralito.

Los rumores de que la debilidad de esta firma reflejaba la realidad oculta tras el resto de entidades del país se propagaron por internet como la pólvora y el Banco Central de Bulgaria llegó a declarar que el país estaba sufriendo “un atentado para desestabilizar el Estado a través de ataques organizados”.

La crisis tuvo como principal afectado al First Investment Bank, tercera entidad del país, y el ministro de Interior búlgaro, Tsvetlin Yovchev, puso en marcha una investigación mientras que el primer ministro, Plamen Oresharski, aseguraba que los clientes de la banca no tenían nada que temer.

En este contexto, la EBA sospecha que Bulgaria pudo incumplir la directiva europea sobre los sistemas de garantía de depósitos, según la cuál, los depositantes deben ser compensados no más tarde de 25 días después de no encontrar disponibles sus depósitos.

Con la apertura de este procedimiento, la EBA está ejerciendo su responsabilidad de investigar la supuesta infracción u omisión de la aplicación del derecho europeo y, posteriormente, podrá recomendar las medidas necesarias para hacer cumplir la ley a las autoridades competentes de la República de Bulgaria.