La adaptación a los nuevos modelos para las fábricas en verano

La producción de coches en agosto desciende un 11,2%

La producción en el acumulado del año crece un 11%

España fabricará a finales de año 48 modelos diferentes

Fotografía de archivo que muestra varios coches en una planta de Ford. EFEArchivo
Fotografía de archivo que muestra varios coches en una planta de Ford. EFE/Archivo EFE

La producción de coches sufre un severo parón en el mes de agosto. Las fábricas españolas ensamblaron un 11,22% menos de modelos el mes pasado respecto del mismo periodo del año anterior, según los datos de la patronal de fabricantes Anfac, con un volumen total de 54.633 unidades.
Desde la propia Anfac se explica que este descenso es “un reflejo causado por la nueva carga de trabajo que están teniendo en las factorías españolas, ya que han tenido que adaptar las líneas de producción a los nuevos modelos adjudicados”. “Se trata de un pequeño parón para coger impulso suficiente de cara a los próximos meses”, recalcaron.
De hecho, en el conjunto del año, la producción sigue manteniendo su tirón. En el periodo entre enero y agosto en España, la fabricación creció casi un 11% con un volumen total de 1,58 millones de unidades.
Las asignaciones de nuevos modelos permitirán a las fábricas españolas incrementar en un 14% la producción total en 2014 respecto del año anterior, de cumplirse las expectativas de Anfac para el cierre del año. “El impulso que el automóvil está generando en la economía española es un referente. Esta industria está siendo un punto clave para la recuperación del país. Todas las fábricas de coches que hay en España han recibido nueva carga de trabajo”, destacaron desde la patronal, que hizo hincapié en que “las cifras de los ocho primeros meses confirman la cifra de 2,4 millones para este ejercicio”.
De las cadenas de producción españolas saldrán 10 nuevos modelos de cinco marcas diferentes: el Citröen Cactus, que se fabricará en la planta de PSAde Villaverde (Madrid), la Mercedes Vito, en Vitoria, los Nissan Pulsar y eNV200, en la fábrica de Barcelona, y el Nissan NT-500, en la planta de Ávila; los nuevos Opel Mokka y Corsa saldrán de la fábrica de Figueruelas y Ford acabará el año, previsiblemente, con el arranque de la producción de los nuevos Ford Mondeo, Ford S-Max, que se pondrá a la venta a principios de 2015, y Ford Galaxy. En total, se fabricarán en las plantas españolas 48 modelos diferentes, frente a los 43 vehículos que se producían en 2013.
De todos modos, en cada fábrica, las circunstancias son diferentes según lo avanzado que esté el proceso de llegada del nuevo modelo a las cadenas de producción. Según explican fuentes sindicales, plantas como la de Almussafes de Ford o la de Iveco en Valladolid estarían negociando días de parada para adaptar las fábricas o estarían bajando el ritmo de producción, como es el caso de la fábrica de PSA de Vigo, cuentan fuentes sindicales.
Ford acaba de meter en producción de Almussafes el nuevo Mondeo y la previsión es alcanzar los 450 vehículos al día a finales de año. Con esta entrada, despide al modelo C-Max.
Sin embargo, otras fábricas que ya tienen los nuevos modelos arrancados viven una realidad muy diferente. La planta de Valladolid de Renault, que fabrica el exitoso Captur, introducirá en los próximos días el tercer turno de producción. También Nissan ha comunicado que creará un tercer turno en la planta de la Zona Franca de Barcelona a partir del 20 de octubre para reforzar la producción del nuevo turismo, el Nissan Pulsar, que se lanzará al mercado a principios del próximo mes, según detallaron fuentes sindicales a EP. También se ha reforzado con tercer turno la fábrica de Seat de Martorell por las buenas ventas del León y el Ibiza.