Discurso tras los resultados

Salmond acepta la derrota, pero pide a Londres más autonomía

El primer ministro escocés, Alex Salmond, admite la derrota independentista.
El primer ministro escocés, Alex Salmond, admite la derrota independentista. REUTERS

El primer ministro escocés, Alex Salmond, ha aceptado la derrota en un discurso tras hacerse oficial la victoria del No. Salmond, cabeza indiscutible del movimiento por la independencia y artífice de los acuerdos de 2012, ha aparecido delante del lema "One Scotland" (una Escocia) y ha pedido a los partidarios del sí que admitan igualmente la derrota en este proceso democrático

"Escocia ha decicido no convertirse en un estado independiente en este momento. Acepto este veredicto".

En un acto en Edimburgo en el que fue recibido con una ovación, Salmond agradeció a Escocia “los 1,6 millones de votos a favor de la independencia” y pidió a los tres grandes partidos del Reino Unido -conservadores, laboristas y liberaldemócratas- que cumplan sus promesas de conceder más autonomía a la región. "Despés de este referéndum todo no puede seguir igual", ha remarcado.

 Salmond elogió la elevada participación en el plebiscito, que con un 85 % “es una de las más altas del mundo democrático, en cualquier elección o referéndum”. “Iremos adelante como nación”, concluyó Salmond, que se enfrenta al reto de ofrecer una nueva visión de unidad nacional a Escocia.

 Pese al triunfo del “no” en el referéndum, el líder independentista sale victorioso al haber conseguido más autonomía para Escocia y haber orquestado un ejercicio de democracia ejemplar.  Con un calendario acordado en vísperas del plebiscito, el Gobierno de Londres debe empezar desde hoy mismo a trazar el plan por el que el Parlamento de Holyrood recibirá más poderes fiscales y de gestión de los servicios públicos.