Breakingviews

Una joya rebajada

El Dubai Mall está ofreciendo a los accionistas una joya con descuento. El centro comercial más grande del mundo atrae a sus clientes con espectaculares fuentes y un acuario gigante en el desierto. Su empresa matriz ha puesto acciones a la venta por valor de hasta 58.000 millones de dirhams (12.200 millones de euros) en su unidad de centros comerciales de rápido crecimiento.

Emaar Properties, que tiene aproximadamente un 30% propiedad del Gobierno, se ha separado de sus activos locales al por menor de más arriesgada evolución en Egipto y Turquía. El activo insignia de la unidad, Dubai Mall, dio la bienvenida a 75 millones de visitantes el año pasado, cuenta con una tasa de ocupación del 99% y representó el 83% del ebitda de la unidad hasta junio.

Emaar Properties venderá una participación del 15,4% a un precio de entre 2,5 y 2,9 dirhams por acción y devolverá la mayor parte de las ganancias a los accionistas. Los valores de la oferta de Emaar Malls Group son entre 0,98 y 1,13 veces su valor en libros al cierre de junio. Incluso en el extremo superior de la gama, esa valoración parece conservadora en comparación con sus pares.

Sin embargo, el grupo de Dubái está creciendo más rápido que la mayoría de sus compañeros. Los ingresos y el beneficio neto han aumentado en altas tasas de dos dígitos desde 2011. El mayor riesgo al que se enfrenta es una desaceleración en el turismo de Dubái. Hasta ahora, sin embargo, el emirato se ha aislado de la mayor inestabilidad que existe en el Oriente Próximo.

Las normas del mercado de valores se han relajado para posibilitar un pequeña capital flotante. Eso se suma a la impresión de que las autoridades quieren asegurar una oferta exitosa en un mercado que ha sufrido escasez de nuevos anuncios. Los inversores están obteniendo una joya por una ganga.