El Rey asiste a la fabricación del primer modelo en Figueruelas

El nuevo Opel Mokka arranca con Felipe VI al volante

Acompañado por el director general de GM España, Antonio Cobo, el vicepresidente de Finanzas del grupo Opel, Michael Lohscheller, y la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, el rey ha recorrido las distintas áreas de producción hasta llegar al final de la línea de montaje, de la que él mismo ha sacado un Mokka color rojo, en cuyo capó ha escrito la fecha y ha firmado antes de posar, junto con el resto de autoridades, en una foto de familia con empleados.

Previamente ha visitado la zona de prensas -GM España se encarga del 42 por ciento de la estampación de la compañía en Europa-, donde ha saludado a algunos trabajadores y ha hablado unos minutos con los representantes del comité de empresa.

Tras el recorrido, Felipe VI, acompañado por Lohscheller como copiloto, ha probado en una pista de tierra las cualidades de este “todocamino”, concretamente un modelo rojo magma 1.4 gasolina 4x4 de 140 caballos con las últimas tecnologías.

Hace un año, la multinacional automovilística anunció la adjudicación de este modelo a la factoría de Figueruelas, que prevé producir este año 20.000 unidades y alcanzar 80.000 el año próximo, según ha indicado el director general de GM España, Antonio Cobo, quien ha apuntado que la planta cerrará este año con una producción de unos 320.000 vehículos y estará muy por encima de esa cifra el año que viene, según la planificación de la compañía.

Cobo ha recordado que el rey Juan Carlos I tuvo el gesto de inaugurar en 1982 la planta con el inicio de la producción del Corsa y ha agradecido a Felipe VI que hoy se haya convertido en un “testigo excepcional” del inicio de la producción del Mokka, que certifica el compromiso de la compañía con la sociedad aragonesa y con España.

Ha destacado que la factoría, en solo un año, ha conseguido cumplir uno de los retos más importantes de toda su historia, ya que en un tiempo récord ha superado con éxito los desafíos técnicos, logísticos, económicos y humanos que se presentaban para la producción del Opel Mokka.

“Con el Mokka, hoy comenzamos el nuevo futuro de esta factoría” que, con el compromiso de Opel y General Motors, pone a la planta “en la senda” para conseguir su capacidad total, ha dicho Cobo, quien ha indicado que la producción del Mokka supone, en un momento decisivo para la economía del país, un impulso para la multinacional y para toda la industria del automóvil en España.

Por su parte, Lohscheller ha hecho hincapié en que el Mokka “encarna el símbolo del nuevo impulso” de la marca y es un elemento “clave” en la mayor ofensiva de productos de la compañía, con el lanzamiento de 27 modelos y 17 nuevas motorizaciones hasta 2018.

Poner en la carretera la primera unidad fabricada en España -hasta ahora se producía en exclusiva Corea del Sur- es “un hito” dentro del plan de crecimiento de la empresa “Drive 2022”, ha agregado.

Además, ha destacado que la llegada del modelo a Figueruelas está en línea con la filosofía corporativa de producir coches donde se venden y que tras el Corsa y el Astra, es el tercer modelo más importante de Opel, ya que desde su lanzamiento, en el verano de 2012, ha sobrepasado los 275.000 pedidos.

“Zaragoza y la región de Aragón pueden mirar al futuro con confianza”, ha asegurado, al recordar que éste es el segundo arranque de producción del año, tras el lanzamiento del nuevo Meriva, que la nueva generación del Corsa “le seguirá en breve” y que la planta ha sido seleccionada para fabricar un monovolumen fruto de la alianza entre GM y PSA Peugeot-Citroën.

Tras las intervenciones, Felipe VI y Lohscheller han descubierto una placa conmemorativa del evento.

La planta de GM España cuenta con unos 5.700 empleados, dispone de cuatro naves de producción, desde su inauguración en 1982 ha producido 11,7 millones de vehículos y ha recibido desde entonces inversiones por más de 4.300 millones de euros.

El año pasado se invirtieron 168 millones de euros y en 2014 está previsto que se destinen 210 millones a la producción de los nuevos modelos (el nuevo Meriva, que se produce desde enero, el Mokka y la nueva generación del Corsa, a partir del próximo mes de noviembre).