El Ibex avanza un 1,96% en su mejor sesión desde marzo

El BCE dispara las Bolsas y debilita el euro

Ibex 35
Panel informativo de la Bolsa de Madrid EFE

Dicho y hecho. Mario Draghi anunció hace dos semanas en Jakson Hole que estaba abierto a dar nuevos pasos para apoyar a la economía europea y hoy ha cumplido con su palabra. Hoy se ha seguido el ritual del primer jueves de cada mes, con los mercados pendientes de la reunión del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE). La expectación era elevada y el banquero italiano no ha defraudado a los inversores con una rueda de prensa cargada de sorpresas: un nuevo recorte de los tipos de interés y más concreción sobre una de las medidas estrella avanzadas en junio, el programa de compra de titulizaciones respaldados por créditos. El Ibex avanza un 1,96% hasta los 11.100,1 puntos. El selectivo queda así a menos de un 0,8% de sus máximos anuales alcanzados en junio, precisamente, gracias al impulso de la reunión de ese mes del BCE. Es la mejor sesión para el índice desde marzo.

El nuevo paso adelante de Draghi ha sorprendido a los inversores. De 55 firmas de análisis, solo cinco auguraban un nuevo recorte de tipos. Por eso, el primer impulso para las Bolsas llegó cuando se anunció que el precio del dinero queda en el nuevo mínimo histórico del 0,05%. Pero la traca final ha quedado reservada para la rueda de prensa del banquero central, cuando Draghi ha confirmado que el BCE lanzará en octubre el programa de compra de titulizaciones respaldadas por créditos (ABS) y cédulas hipotecarias. En ese momento se han acelerado las alzas bursátiles en toda Europa, en especial en la periferia. El FTSE MIB italiano cierra con una subida del 2,85%; el Cac francés avanza un 1,6% y el Dax alemán sube un 1%. Al otro lado del Atlántico, Wall Street se contagia también por las alzas en Europa. El Dow Jones y el S&P avanzan un 0,3% y el selectivo S&P sube un 0,5%.

IBEX 35 7.395,00 2,32%

El activo más beneficiado por la nueva vuelta de tuerca del BCE en su política monetaria es la Bolsa. En opinión de Estefanía Ponte, directora de análisis y estrategia de Cortal Consors, “la situación macroeconómica, medida por el indicador PMI, respalda un Eurostoxx en niveles de 3.200 puntos. Lo que suba de más reflejará el efecto de soporte de las nuevas medidas de política monetaria del BCE”. Hoy, ese índice cierra por encima de los 3.200. Las Bolsas habían subido con fuerza la semana pasada alentadas por las palabras de Draghi en Jackson Hole, pero la intervención de hoy provoca nuevas alzas, porque demuestran el compromiso firme del banco central con la economía. En este sentido, José Luis Martínez Campuzano, estratega jefe de Citi para España, piensa que “el recorte de tipos es complicado de entender, salvo para mandar un mensaje contundente sobre tipos nulos a medio plazo y también reforzar la importancia del resto de las medidas tomadas”.

Las dudas sobre la recuperación de la zona euro, alimentadas por la publicación de débiles datos macroeconómicos, han pesado en las últimas semanas en los mercados. El respaldo del BCE también ayuda a superar esos temores. Nicolás López, analista de MG Valores, considera que “la reacción de hoy de los mercados es un voto de confianza a que, con el apoyo del banco central, se logrará mantener la recuperación económica en la zona euro. El riesgo de estancamiento disminuye”. Por eso, las Bolsas ganan atractivo. Este experto cree que el anuncio de Draghi refuerza la senda alcista del selectivo y que debería llevar al índice a superar sus máximos anuales para terminar en la zona de los 11.500 a final de año.

El sector financiero ha sido el más beneficiado por el anuncio del BCE. En el Ibex, BBVA avanza un 3,53%; CaixaBank, un 2,79%; Sabadell, un 2,26%; Santander, un 2,6%. Bankinter, un 2,4%; Popular, un 2,1% y Bankia, un 1%. Jesús de Blas, analista de Crédit Agricole, explica que “las medidas son especialmente buenas para las entidades financieras ya que la compra de titulizaciones servirá para quitar riesgo de sus balances y las TLTRO les darán liquidez a precio barato”. De Blas considera, en todo caso, que si la medida tiene éxito repercutirá sobre todos los sectores de la economía. Hoy, Abengoa ha anotado el mayor ascenso al subir un 7,64%. La compañía presentó el miércoles una revisión al alza de sus previsiones de beneficio neto para este año y el siguiente.

En el mercado secundario de deuda, la reacción de los inversores también ha sido inmediata. El interés del bono español ha llegado a caer en algún momento de la sesión hasta el 2,11%, lo que suponía un nuevo mínimo histórico, para cerrar en el 2,16%. La rentabilidad de la deuda soberana de los países europeos ha caído, salvo la alemana, que avanza hasta el 0,96%. Por eso, la prima de riesgo española desciende hasta los 119 puntos básicos. Aun así, Ponte cree que “el bono alemán ya tiene en precio un escenario de baja inflación y crecimiento reducido, si bien no descartamos pudiera corregir nuevamente hasta niveles de 0,70% o el 0,80%”. Hoy, el Tesoro ha vuelto a marcar nuevos mínimos históricos en la subasta de deuda a diez y treinta años, en la que ha cumplido con su objetivo de captar 3.000 millones.

Draghi ha hablado durante su intervención de un posible programa de compra de deuda, sin descartar la compra de bonos soberanos, algo que podría seguir empujando a la baja la rentabilidad de estos títulos, en opinión de los expertos. Ignacio Méndez, jefe de análisis de Mirabaud, explica que “el BCE es cada vez más agresivo en su discurso y en sus actuaciones y no ha descartado la compra de deuda. Por eso, los intereses, o al menos el diferencial con la deuda alemana, podrían seguir bajando”.

Un tercer activo cuya cotización se ha visto muy marcada por el anuncio de Draghi es el euro. La moneda común refuerza su tendencia de depreciación frente al dólar y ha perdido el nivel de las 1,30 unidades del billete verde en algún momento de la sesión por primera vez desde julio de 2013. El BCE anunció ayer un nuevo recorte de tipos, mientras que el debate en el seno de la Reserva Federal estadounidense (Fed, por sus siglas en inglés) se centra en el momento en el que se aprobará la primera subida del precio del dinero en aquel país desde diciembre de 2008. La divergencia entre las políticas monetarias a ambos lados del Atlántico, ahora reforzada, augura nuevas caídas del euro. Joaquín Robles, analista de XTB, explica que este movimiento “ayudará a hacer más rentables las exportaciones europeas, por lo que mejorarán la rentabilidad de las empresas y la balanza comercial española”.

El resto de referencias del día, como es natural, ha quedado eclipsado por el anuncio de nuevas medidas por parte del BCE. Hoy se ha reunido otro banco central, el de Inglaterra, que ha decidido mantener invariable su política monetaria y sus impulsos para la economía. Por otro lado, en Estados Unidos se ha publicado el dato de creación de empleo privado en agosto elaborado por ADP, un indicador que se considera como el anticipo más fiable del dato oficial que se conocerá mañana. Según este dato, en agosto se crearon 204.000 empleos, por debajo de lo esperado. Tampoco ha cumplido expectativas el dato de peticiones semanales de desempleo, al subir hasta las 302.000.