Breakingviews

El aprieto de Escocia en el Mar del Norte

¿Cuánto petróleo queda en el Mar del Norte? La pregunta está jugando un papel clave en el debate sobre la independencia de Escocia, ya que la mayoría del botín probablemente se quedará en la región y representaría alrededor del 15% de la producción nacional. Pero la cuestión no es solo la cantidad que quedaría, sino lo que los políticos pueden hacer para extraerlo.

La plataforma de Reino Unido ha producido hasta ahora unos 42.000 millones de barriles de petróleo. El gobierno independentista escocés dice que quedan hasta 24.000 millones de barriles, mientras que el Departamento de Energía y Cambio Climático con sede en Londres asegura que el rango es de 11.000 a 21.000 millones. Ian Wood, autor de un informe encargado por el Gobierno sobre la forma de maximizar el potencial del Mar del Norte, cree que la cifra se acerca a 15.000-16.500.

Por desgracia, estas previsiones son solo conjeturas. No todos los campos serían comercialmente viables, y su rendimiento depende del precio del petróleo y los avances en la tecnología. Pero el patrón general es deprimente: la producción ha caído un 38% entre 2010 y 2013, según el informe Wood, y la exploración está en un nivel extremadamente bajo.

El patrón de los campos escoceses es deprimente: la producción ha caído un 38% entre 2010 y 2013

Revertir esta tendencia requiere medidas concretas y atrevidas. La mejor opción para Escocia sería seguir el ejemplo de Noruega. El estado escandinavo dio un salto tras introducir una reducción de impuestos sobre los costes de exploración en 2005 y se ha enriquecido al poner su dinero del petróleo en un fondo soberano.

Escocia ha hecho alusión a los recortes de impuestos en Mar del Norte, pero el tal vez no los pueda asumir. El gasto público total en Escocia es un 12% mayor que para Reino Unido en su conjunto, y los ingresos del petróleo – muy volátiles - permiten financiar la mayor parte de este.

Escocia ha estado tocando las teclas adecuadas, comprometiéndose con la estabilidad fiscal y el desarrollo de un régimen que fomente la exploración. Pero a su libro blanco formal le faltan detalles. Tendrá que llenar los huecos muy rápidamente si los escoceses votan a favor de la independencia.