La compañía facturará este año cinco millones de euros

Aroma de alta perfumería al volante del coche

La almeriense L&D Aromáticos, que lidera el mercado nacional de ambientadores para automóviles y exporta a 80 países, proyecta una nueva fábrica para seguir creciendo

El laboratorio de L&D lanza nuevas fragancias cada año. Para crearlas se usan materias primas como los aceites esenciales.
El laboratorio de L&D lanza nuevas fragancias cada año. Para crearlas se usan materias primas como los aceites esenciales.

L&D Aromáticos lleva más de 30 años aplicando las fórmulas de la alta perfumería a los ambientadores para coches y hoy domina el mercado nacional y exporta sus fragancias a todo el mundo.

David Fernández, un químico y perfumista formado en Grass, la escuela francesa más prestigiosa del sector, ha demostrado así cómo puede forjarse una gran empresa a partir de un nicho de mercado relativamente pequeño.

En lugar de competir con las grandes multinacionales creando perfumes de uso personal, se decidió por introducir en España el concepto de ambientadores, una gama de productos muy extendida por aquel entonces en Estados Unidos.

Pero afinó todavía más. “Me di cuenta de que la gran oportunidad estaba en los ambientadores para automóviles, ya que en los del hogar estaban muy asentadas las grandes empresas”, relata el máximo responsable y creador de esta firma radicada en Almería.

Un nuevo centro de producción modernizará maquinaria y laboratorio el próximo año

Corrían los años setenta y los ambientadores para coches eran del todo desconocidos en España y en el resto de Europa. La semilla de la empresa, sin embargo, hay que buscarla mucho más atrás, en el negocio familiar que regentaba el padre del creador de L&D. Se trataba de una pequeña empresa de perfumería de nombre Nike en la que David Fernández descubrió su pasión por las fragancias y donde decidió formarse para darles vida.

Antes de que su proyecto cobrara forma, y una vez culminados sus estudios en Francia, trabajó en el país vecino en una compañía especializada en perfumes, donde adquirió la experiencia práctica que necesitaba para lanzar su empresa.

La apuesta no pudo ser más fructífera. Aunque desde hace tres años la empresa también ofrece ambientadores para el hogar, su fuerza sigue estando en llevar buenos aromas a los coches de más de 80 países.

Especialización y calidad de alta perfumería, muchos mercados, variedad de fragancias, constantes novedades e innovación en los formatos son las claves de la expansión y el futuro de L&D Aromáticos.

La firma trabaja toda la gama aromática: frutas, flores, herbáceos y composiciones propias, aplicando siempre “fórmulas magistrales únicas, protegidas por patentes y marcas”. Cada año se incorporan nuevas fragancias a sus más de 50 marcas propias.

La novedad también es norma en los formatos. La empresa arrancó con los tradicionales ambientadores de celulosa con aromas de pino o de frutas bajo la marca Fresh Fruit y fue incorporando diseños y aromas a esta gama inicial, además de añadir ambientadores líquidos, sólidos y en difusor, lo que ha multiplicado la calidad de estos productos.

David Fernández, fundador y máximo responsable de L&D Aromáticos. Es químico y perfumista de profesión.
David Fernández, fundador y máximo responsable de L&D Aromáticos. Es químico y perfumista de profesión.

En la línea de hogar, la más reciente, destaca su producto Air Natur, un ambientador de varillas que presenta una extensa gama de fragancias y que ha supuesto la incursión de la empresa en este segmento dominado por las grandes multinacionales.

La fórmula para crecer pasa principalmente por estar presentes en todas las ferias internacionales del sector y firmar acuerdos con distribuidores que venden luego los productos a las tiendas especializadas en accesorios para automóviles, grandes superficies o gasolineras.

El grueso de sus ventas se realiza bajo marca propia, aunque también ofertan marcas blancas o producto publicitario a grandes grupos, como las petroleras Repsol y Total, Renfe o Iberia.

La recesión no ha impedido que la firma de David Fernández siga creciendo a un ritmo del 15% anual, algo que debe a los mercados exteriores. Estos han logrado compensar en los últimos ejercicios la caída del consumo en España en el mismo porcentaje.

Gracias a este empuje, las instalaciones que ahora ocupan en Huércal (Almería) se han quedado pequeñas y están buscando ubicación para una nueva planta, lo que permitirá incrementar el negocio un 20% anual, según las estimaciones iniciales.

La nueva fábrica, que posiblemente estará lista dentro de un año, incorporará maquinaria más moderna y la automatización de diferentes procesos, además de un laboratorio más avanzado en formulación de perfumería.

Este último proyecto abrirá una nueva línea de negocio para L&D, que también venderá concentrados para otras empresas interesadas en comercializar fragancias.

La compañía almeriense opera en un mercado de precios muy bajos, donde la hegemonía la tienen los fabricantes de ambientadores estadounidenses, que producen en países en los que el coste de la mano de obra es muy competitivo, explica Fernández.

Por ello, a medio plazo no descarta abrir una planta en algún país de Centroamérica, aprovechando el gran prestigio que ya ostentan como fabricantes.

Fragancias inspiradas en las grandes marcas

La empresa tiene más de 50 marcas propias. Su especialidad son los ambientadores para automóviles, pero también comercializa productos para el hogar.
La empresa tiene más de 50 marcas propias. Su especialidad son los ambientadores para automóviles, pero también comercializa productos para el hogar.

L&D Aromáticos estudia llevar a los coches los perfumes de las grandes marcas para que sus clientes puedan disfrutar al volante la misma fragancia que han elegido para uso personal. Es uno de los proyectos a largo plazo de la empresa, que ha creado para ello la marca Elite Class.

Los ambientadores para coche de L&D inspirados en los perfumes más conocidos, que ya son comercializados con gran aceptación por otras empresas, estarán listos para salir al mercado en próximos ejercicios una vez se consolide la nueva fábrica.

Más a corto plazo se prepara la creación de franquicias, pequeñas tiendas con toda la gama de productos que se instalarán en los establecimientos de los distribuidores.

Datos básicos

Stand de L&D Aromáticos en una feria del sector en Las Vegas, EE UU. La empresa ha utilizado esta vía para expandirse y encontrar distribuidores.
Stand de L&D Aromáticos en una feria del sector en Las Vegas, EE UU. La empresa ha utilizado esta vía para expandirse y encontrar distribuidores.

Exportación
Los ambientadores de L&D Aromáticos se venden en más de 80 países, desde los más grandes a los más exóticos, y casi el 90% de las ventas proceden del mercado exterior. Los países árabes son su principal cliente: concentran el 60% del negocio y continuarán creciendo, según las previsiones de la empresa.

Fábrica
L&D Aromáticos cuenta con unos 60 trabajadores en su fábrica de Almería y busca ubicación en la provincia para ampliar y modernizar las instalaciones de producción y el laboratorio donde se desarrollan las fragancias. De esta forma ampliará su actividad a la venta de principios activos para otras firmas.

Marcas propias
dispone de 50 marcas propias, mientras que las blancas solo suponen el 15% de sus ingresos. Vende estas últimas a empresas que prestan servicios a automóviles, como las gasolineras de Repsol y Total. Sus fragancias más populares, que comercializa bajo la marca Fresh Fruit, huelen a frutas, flores y hierbas.

Facturación
La compañía especializada en fragancias logrará unas ventas de cinco millones de euros este ejercicio. A pesar de que el mercado de los ambientadores no ha dejado de caer en España desde que empezó la crisis, la facturación del grupo crece a un ritmo del 15% anual gracias a su fuerte actividad exportadora.

Perfumería
La formulación perfumista en laboratorio para uso personal, del hogar o del automóvil es un mercado acotado a pocas empresas. Algunas de ellas venden sus concentrados a otras firmas que, a su vez, comercializan todo tipo de productos bajo su propia marca, un segmento en el que L&D proyecta entrar.