Cierra agosto en el 0,3%, en línea con lo esperado

El IPC de la eurozona da un respiro a Draghi

Imagen de un supermercado.
Imagen de un supermercado.

La tasa interanual de inflación de la zona euro se situó el pasado mes de agosto en el 0,3%, una décima por debajo del repunte observado el mes anterior, en lo que representa la menor subida de los precios desde octubre de 2009, según los datos preliminares publicados por Eurostat.

El dato concuerda con las expectativas de los expertos y enfría las previsiones de una acción urgente del BCE en la reunión del próximo jueves. El presidente del BCE ya advirtió de la caída de las expectativas de inflación a medio plazo, por lo que podría anticipar medidas, pero el dato de hoy no anticipa una acción inmediata.

Además, la cifra está muy condicionada por la energía, que bajó un 2%, el doble que en julio. De este modo, al excluir la volatilidad de la evolución de los precios de la energía y de los alimentos, la inflación subyacente de la zona euro se situó en agosto en el 0,9%, una décima por encima del nivel de julio. Si se excluye únicamente la energía, el IPC europeo queda en el 0,6%.

 Entre los principales componentes del indicador, los servicios registraron el mayor alza con una subida del 1,2%, una décima menos que en julio, por delante del incremento del 0,3% de los productos industriales no energéticos, que en julio se habían mantenido estables.

Por otra parte, la tasa de desempleo se mantuvo en julio en el 11,5% en la eurozona y en el 10,2 % en el conjunto de la Unión Europea (UE) en comparación con el mes anterior, permaneciendo en ambos casos en los niveles más bajos desde 2012, informó hoy la oficina comunitaria de estadística Eurostat. En España, la tasa de paro bajó una décima, hasta el 24,5%, lo que supone 5,6 millones de desempleados.