Está buscando un socio financiero

Bionaturis aclara que no desarrolla una vacuna contra el ébola

Bionaturis aclara que no desarrolla una vacuna contra el ébola

Anuncio bomba y respuesta inmediata en Bolsa: la biofarmacéutica gaditana Bionaturis se disparó ayer un 15,4%, hasta los 10,65 euros por título, tras asegurar que podría fabricar millones de dosis de la vacuna contra el ébola en solo cuatro semanas. Al cierre la compañía se ha dejado un 14,84% hasta los 9,07 euros por acción, después de haber llegado a escalar en los mejores momentos más del 20%. 

Eso sí, esta mañana antes de la apertura del mercado ha enviado una nota al MAB en el que aclara diversos puntos sobre su anuncio. "El equipo de Bionaturis aclara al mercado que no se encuentra desarrollando actualmente ninguna vacuna contra el virus del ébola". Eso sí, añade que la compañía "ha planteado una estrategia que, usando su sistema propio "flylife", podría tener viabilidad técnica para conferir protección frente al virus de ébola en pacientes sanos".

Agrega, que, "según esta estrategia, el equipo de científicos de Bionaturis estiman que en un plazo máximo de 24 meses sería viable disponer de dosis experimentales de la nueva vacuna con la seguridad y eficacia testada en modelos animales y lista para ser evaluada en primates y humanos, o para ser usada en casos de emergencia".

"Se hace saber al mercado que llegados a este hito las pruebas clínicas necesarias para poder obtener los permisos pertinentes para su uso en humanos podrían tener una duración estimada de 6 a 10 años. Basado en la experiencia del equipo de Bionaturis con candidatos parecidos, alcanzado este punto con el sistema "flylife" se podrían liberar lotes de millones de dosis en un plazo no mayor de 4 semanas. Se hace constar igualmente que, como con cualquier medicamento en fase experimental, el éxito de su llegada el mercado no está garantizado", concluye la nota.

El director de I+D de la firma, Juan José Infante, argumenta que la estrategia basada en una vacuna recombinante sería segura durante la fase de producción y tendría mínima incertidumbre en su uso en seres humanos frente al uso de virus atenuados.

Bionaturis aclaró que no dispone actualmente de la vacuna ni la está desarrollando, pero con apoyo financiero podría tenerla de modo experimental en un plazo de 24 meses.

“El equipo de Bionaturis evaluará con sus socios comerciales y tecnológicos la posibilidad de desarrollo de esta vacuna”, explicó la empresa ayer ante el mercado. Respecto al necesario mecenazgo de un sponsor de carácter global, desde la empresa se recalcó que “estamos abiertos a todas las posibilidades”.

El consejero delegado de la compañía andaluza, Víctor Infante Viñolo, es también su primer accionista con el 43% del capital. El citado socio ayudaría a soportar “el complejo y largo proceso regulatorio, y a llevar esta iniciativa a los pacientes.

Reacción en los laboratorios

El ébola ha causado hasta la fecha la muerte de más de 1.200 personas en África. Entre las biofarmacéuticas que trabajan en una vacuna para poner freno al virus está la canadiense Tekmira, que en las últimas semanas ha recibido el visto bueno de la Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) para la distribución de su vacuna entre seres humanos. De hecho, la compañía ya está en conversaciones con la OMS para el uso de un nuevo tratamiento experimental en individuos infectados por esta enfermedad.

Cotizada en el Nasdaq neoyorquino, Tekmira se revalorizó un 45% el pasado 8 de agosto. Por el momento está desarrollando un tratamiento denominado TKM-Ébola, del que ha completado una primera fase de pruebas clínicas “con éxito”, según explica la empresa, y agrega que “dada la gravedad de la situación, estamos evaluando cuidadosamente las opciones” de uso del medicamento experimental.

Otra compañía, en este caso californiana, Mapp Biopharmaceutica, trabaja en un fármaco experimental, denominado ZMapp, que está elaborado a partir de plantas de tabaco.

Bionaturis resaltó ayer que sus afirmaciones “están basadas en información científica contrastada”. La gaditana dice poner su plataforma de producción “al servicio de la sociedad”.

La compañía retorna a las ganancias en 2013

Bionaturis regresó a las ganancias en 2013. Según la información enviada por la compañía al Mercado Alternativo Bursátil(MAB), a lo largo del pasado ejercicio la biofarmacéutica registró un beneficio neto de 473.000 euros, frente a las pérdidas de 342.000 euros del 2013. Por su parte, el resultado operativo (ebitda) pasó de registrar un saldo negativo de 248.000 euros a unas ganancias de 722.000 euros. A 31 de diciembre de 2013, la facturación del grupo ascendía a 870.000 euros, lo que supone un incremento del 96% respecto a las ventas netas de 2012 (443.000 euros). Para este año, la empresa prevé un incremento de su facturación del 400% gracias a su apuesta por el mercado asiático y latinomericano.

El 43% del capital de Bionaturis está en manos de su consejero delegado, Víctor Infante Vañolos que el 30 de junio de 2014 redujo su participación en un 10% para dar entrada en el capital a Carbures. En concreto, el vicepresidente financiero de Carbures, Juan Juárez, desembarcó en el accionario de Bionaturis tras adquirir una participación del 5%. Por su parte, Rafael Contreras, consejero delegado de la tecnológica andaluza y miembro del consejo de administración de Bionaturis desde 2011, incrementó su participación hasta el 7,5%.

El ascenso bursátil de Bionaturis durante la pasada sesión es el colofón a siete sesiones consecutivas al alza. Desde el pasado 8 de agosto, la compañía se ha anotado un 47%, pasando de los 7,21 euros por título a los 10,65 euros actuales. En el conjunto del año la revalorización registrada por la empresa es ya del 124%.