Cuentas públicas

La deuda pública italiana toca máximos y eleva la presión sobre Renzi

El primer ministro italiano, Matteo Renzi.
El primer ministro italiano, Matteo Renzi.

Si la pasada semana se conocía que Italia habría vuelto a la recesión en el segundo trimestre (un dato que confirmará hoy la oficina estadística de Europa), el Banco de Italia hizo pública ayer la cifra de la deuda pública italiana, que habría alcanzado un nuevo máximo histórico. En junio, según el Banco de Italia, el pasivo de las administraciones públicas italianas habría llegado a 2,168 billones de euros, tras incrementarse en 91.906 millones de euros en tan solo un año. En comparación con el PIB, la deuda escala al 135%, afianzándose como la segunda nación de la zona euro con peor registro, tan solo por detrás de Grecia, con un 175% del PIB a finales de 2013. En términos absolutos sí podría haber escalado a la primera posición que hasta el primer trimestre ocupaba Alemania con 2,139 billones de euros.

De este modo, los cerca de 60 millones de italianos residentes en el país transalpino, según los datos de la oficina estadística nacional Istat, soportarían una deuda per capita de unos 36.133 euros, un nivel sensiblemente superior a los 21.197 euros que registró España en los tres primeros meses de 2014.

La única vía de escape con la que cuenta Renzi es el déficit público. El primer ministro italiano prevé que a finales de este ejercicio bajará del 3% a finales de este año, con lo que cumplirá lo fijado en el Pacto de Estabilidad. Algo que España no logrará al menos hasta 2017.