Atentos al análisis económico

Cinco claves de la reunión del BCE: Draghi analizará la inestabilidad de los mercados

Mario Draghi, presidente del BCE
Mario Draghi, presidente del BCE REUTERS

Después de la batería de medidas anunciadas hace dos meses por Mario Draghi para reactivar el flujo del crédito y ayudar a cimentar la incipiente recuperación de la zona euro, los expertos no esperan novedades de la cita de este jueves. En pleno periodo estival y con la mayoría de los inversores disfrutando de sus vacaciones, el BCE se tomará un respiro. Reunión de transición, así es como califican los analistas a la cita de hoy. Aunque los economistas descarten nuevas iniciativas, ya sean convencionales o no, existen algunas pistas que ayudarán a desvelar los pasos que adoptará el responsable de la política monetaria de aquí a final de año.

1. Tipos de interés: Después de que en junio el BCE recortara el precio del dinero en 10 puntos básicos hasta el 0,15%, el mercado no espera cambios. Los analistas consultados por Bloomberg se muestran unánimes y creen que los tipos de interés permanecerán en su actual mínimo histórico. Asimismo, el mercado no descuenta una nueva rebaja de la facilidad de depósito que en la actualidad, y desde la cita celebrada hace dos meses, se sitúa en terreno negativo (-0,10%). Es decir, de acuerdo esta medida, el supervisor cobra a todos aquellos bancos que decidan dejar el dinero en el BCE.

2. Inyección de liquidez a la banca: según lo señalado por Mario Draghi en sus comparecencias, será septiembre el mes elegido para efectuar la primera subasta de liquidez al sistema financiero de la zona euro. En julio, el banquero italiano elevó a un billón la cantidad a repartir entre las entidades en las subastas que se celebrarán durante los meses de marzo, junio, septiembre y diciembre desde este año hasta 2016. La medida, con la que busca que el dinero llegue a los hogares y pymes, seguirá el modelo de las LTRO celebradas a finales de 2011 y comienzos de 2012. No obstante, a fin de incentivar el crédito, el BCE condicionará la liquidez a la concesión de créditos por parte de las entidades receptoras. De acuerdo a lo indicado hasta la fecha, los bancos podrán pedir una cantidad equivalente al 7% de su cartera crediticia, excluyendo las hipotecas. Aunque no se esperan novedades para mañana, puede que a lo largo de la intervención, el presidente del BCE aporte algún dato explicativo. Hasta el momento se estima que la banca solicitará 400.000 millones a la vuelta de las vacaciones.

3. Quantitative Easing europeo: junto a la rebaja de los tipos de interés, el anuncio de las TLTRO y el fin a la esterilización de la compra de bonos, el BCE dejó la puerta abierta a la puesta en marcha de un programa de compra de activos similar al estodounidense, pero de menores proporciones. Es el conocido Quantitative Easing europeo. Se conocen pocos datos al respecto, de hecho, la fecha en la que podría comenzar a funcionar todavía está en el aire. No obstante, los expertos descartan que sea antes de final de año. Al igual que sucede con la medida anterior, este jueves Draghi podría aportar algo de luz al respecto.

4. Análisis económico: a la espera de conocer el impacto de las medidas anunciadas durante la reunión de junio, Joaquín Robles, analista de XTB y el departamento de análisis de Inversis Banco establecen como principales focos de atención las valoraciones que el BCE haga de los últimos datos macro así como de la reciente inestabilidad de los mercados. El IPC adelantado del mes de julio se situó en el 0,4%, según los datos proporcionados por la oficina de estadística europea, Eurostat. Este nivel, el más bajo desde 2009, se encuentra lejos de los objetivos del 2% y podría ser un incentivo para acelerar la puesta en marcha de las medidas no convencionales. Junto, a la evolución de los precios, el BCE analizará con lupa los PMI de la zona euro, algunos de los cuales, como el caso de Francia ponen en duda la aclamada recuperación.

5. Valoración de los mercados: los inversores esperan conocer el veredicto sobre la inestabilidad que viven los mercados en las últimas jornadas. Los conflictos geopolíticos, la posible subida de tipos en EE UU antes de lo previsto, la intervención del Banco Espírito Santo así como la caída de la economía italiana son los principales generadores de inestabilidad.