La afiliación a Seguridad Social crece un 1,9% anual y el paro baja a 4,419 millones

El empleo encadena 11 meses de avance y el paro vuelve al nivel que encontró Rajoy

El registro de cotizantes de la Seguridad Social, el mejor cómputo coincidente de la evolución del empleo, revela que en julio el avance de afiliados empleados fue de 62.108. Tras esta evolución, los cotizantes llegarían a 16,747 millones, con un incremento relativo del 1,95%; hay que recordar que hace un año la evolución era contractiva, y de nada menos que el 3,5% interanual.

Pero el indicador que con más precisión marca la tendencia del mercado laboral en materia de ocupación es el registro desestacionalizado de cotizantes. En julio, avanzó solo en 11.859, pero acumula once meses consecutivos, desde septiembre de 2013, de avances, y registra un incremento en tal periodo de 322.481 afiliados; nada menos que 977 cada día. En términos nominales el avance se produce solo desde enero, pero llega ya a 574.000 afiliados, casi 3.200 cada día.

El incremento del empleo asalariado es muy homogéneo, pues de las actividades con grandes colectivos de afiliados, únicamente mantiene en los últimos doce meses tendencia contractiva en construcción (1,6%), suministro de energía (1%) e industrias extractivas (2,3%), además de las actividades financieras y de seguros, con un ajuste del 3,8%. En el resto, se registran avances, incluida la educación (4,7%) y las actividades sanitarias (1,8%), entre otras cosas por el repunte del empleo público tras los fuertes ajustes de gasto de 2012 y 2013. Las actividades inmobiliarias registran un avance de afiliados de más del 7%.

En julio, solo registran descensos de cotizantes (empleo) la educación, por la terminación del curso escolar (un 12%) y la administración pública (0,39%). Esta tendencia tiene su correlato en el comportamiento de las empresas inscritas en el sistema de Seguridad Social, con un avance de casi 3.500 nuevas cuentas de cotización; además, esta variable contabiliza ya cinco meses de avance ininterrumpido.

En cuanto a la evolución del paro registrado en las oficinas públicas de servicios de empleo, descendió en julio en 29.841 personas, según los datos distribuidos por el Ministerio de Empleo, lo que supone seis meses seguidos de descenso, hasta los 4,419 millones de desempleados. Esta cantidad es ya inferior a la que computaba el registro en diciembre de 2011, cuando llegó al Gobierno Mariano Rajoy; en aquél momento el registro de parados llegaba a 4,422 millones de desempleados. Este simple detalle estadístico, útil para poco más que ejercicios artificiosos, está lejos aún de replicarse en el caso de la afiliación, pues en diciembre de 2011 cotizaban a la Seguridad Social 17.229.922 ocupados, unos 482.819 más que ahora.

El paro desestacionalizado sube

El registro de desempleados computa un descenso de 281.478 personas desde el primero de enero, y de 278.954 desde julio del pasado año, con una caída relativa del 5,94%. Cuando el paro llegó a su cota máxima, en mayo de 2012, avanzaba a una tasa superior al 12%; por tanto, el cambio de tendencia ha sido vertiginoso.

No obstante, en términos desestacionalizados el paro registrado crece en 32.357 personas, un fenómeno que se reproduce siempre en julio desde que arrancó el siglo, con la única excepción de julio de 2004.

En julio pasado, el descenso nominal se produjo en todos los sectores no agrarios, y solo subió en Aragón, Murcia y Madrid por territorios. Un análisis por edades revela que entre los menores de 25 años descendió en doce meses en 24.000, un 5,8%. Por lo que se refiere a la contratación, registró en julio un avance del 9,15% sobre julio de 2013, y del 15% en los siete meses del año. Los contratos fijos llegaron a 114.071, un 6,9% del total de contrataciones y un 18% más que hace un año.

El mercado laboral en julio de 2014