Condiciones para solicitar la financiación del BCE

Requisitos para reclamar liquidez

España una de las grandes beneficiarias de la nueva inyección de liquidez

Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo (BCE)
Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo (BCE) EFE

El importe que cada entidad puede solicitar al BCE en una primera fase es del 7% del saldo que tuviera en su balance al 30 de abril de este año, descontando los créditos al sector público, financiero y vivienda.

Posteriormente, en el periodo comprendido entre marzo de 2015 y junio de 2016, se podrían obtener importes adicionales, que podrán alcanzar acumulativamente un máximo de hasta tres veces el incremento de la financiación neta de cada entidad.

Los bancos cuyo balance hubiera decrecido también podrán solicitar financiación del BCE por un importe equivalente a tres veces la diferencia entre lo que han decrecido y lo que hubieran reducido de seguir en la misma senda en la que estaban cayendo el año anterior. Esto supone que las entidades que están en proceso de desapalancamiento para poder acudir a la segunda ronda de subastas se les impone la condición de que deben disminuir menos en el futuro de lo que lo han hecho en ejercicios anteriores. El coste de este funding para las entidades financieras es del 0,25%.

Varias fuentes financieras aseguran que España se perfila como una de las grandes beneficiarias de esta nueva inyección de liquidez. El objetivo final de esta medida es que contribuya a reactivar el tejido productivo, impulsar las inversiones y el consumo y crear empleo. De momento, ha logrado que el crédito se abarate en casi 100 puntos básicos desde junio, mes en el que Mario Draghi anunció esta macrosubasta.

Bankinter ha sido al primera entidad que se ha adelantado a la subasta del BCE y ha lanzado un crédito ligado a esta inyección de liquidez a un precio inferior al 3,2%.