Los expertos prevén que los resultados de los gigantes en EE UU crezcan un 6,5%

Siete de cada diez empresas del S&P 500 baten las previsiones

Siete de cada diez empresas del S&P 500 baten las previsiones

La temporada de resultados en Estados Unidos acelera en la recta final de julio y el inicio de agosto. Casi 400 de las 500 empresas del Standard & Poor’s han publicado ya sus cuentas del segundo trimestre. Los datos conocidos hasta el momento sustentan el optimismo de los índices de Wall Street, que, salvo el Nasdaq –todavía a una cierta distancia del récord histórico de más de 5.000 puntos que marcó en marzo de 2000–, rozan máximos históricos.

El beneficio agregado de las 500 grandes cotizadas al otro lado del Atlántico rozará –de acuerdo a los datos ya publicados y a las estimaciones recopiladas por Thomson Reuters– los 270.000 millones de dólares (unos 200.000 millones de euros) en el segundo trimestre del año. El incremento respecto a los mismos meses de 2013 sería del 6,5%.

Pero la mejor noticia no es que los beneficios suban –se mantienen al alza desde finales de 2009 (véase gráfico)–, sino que las cuentas, en su mayor parte, superan las estimaciones de los analistas. El 68% de las empresas del S&P 500 ha batido las previsiones del mercado; el 11% las ha igualado,y el 21% ha quedado por debajo, según Thomson Reuters.

Apple, Google, Johnson & Johnson, JP Morgan, IBM, Pfizer y Verizon, entre los grandes emblemas de la Bolsa neoyorquina, han superado las estimaciones de los expertos. General Electric y Wells Fargo cumplieron sin más con las expectativas, mientras que AT&T, Microsoft y Amazon quedaron por debajo.

La campaña de cuentas trimestrales se alargará al otro lado del Atlántico hasta bien entrado septiembre, puesto que un buen puñado de cotizadas tienen un ejercicio fiscal diferente al año natural. En el Ibex, solo Inditex concluye su contabilidad en enero, en vez de en diciembre.
Estados Unidos ha logrado una auténtica explosión de crecimiento en el segundo trimestre. Su producto interior bruto (PIB) aumentó a una tasa anualizada del 4%, por encima del 3% esperado por los economistas. La microeconomía, reflejada en las cuentas de las empresas, mejora al compás de los grandes números. La economía ha respondido a los estímulos, y aunque no ha pasado todo el riesgo, la presidenta de la Fed, Janet Yellen, certificó las buenas perspectivas en su comparecencia del pasado miércoles. “Naturalmente, el futuro será mejor. Pero lo cierto es que las compañías siguen reflejando importantes claroscuros para el futuro”, advierte José Luis Martínez Campuzano, economista jefe de Citi en España.

Los sectores que más revisiones a la baja de sus previsiones de resultados han sufrido desde el 1 de abril –cuando las casas de análisis se pusieron a trabajar en las cuentas del segundo trimestre– son el financiero y el de materias primas, con respectivos retrocesos del 10% y del 7%. Entre tanto, las empresas relacionadas con la industria sanitaria han sido las grandes vencedoras. En cuatro meses, los expertos les han mejorado las expectativas de beneficio en 3.000 millones de dólares (unos 2.200 millones de euros). El 85% de las firmas que engloban este sector ha superado las previsiones. Los expertos destacan el bombazo de la biotecnológica Gilead, que registró un beneficio por acción un 32% por encima de las estimaciones, gracias al éxito de Sovalid, un fármaco contra la hepatitis C. También las empresas tecnológicas llevan un buen historial en publicación de resultados –un 74% de ellas ha dado a conocer beneficios superiores a los calculados–, seguidas de las compañías industriales, con un 72%.

Con los beneficios actuales, el PER (número de veces que el beneficio está incluido en el precio) del S&P 500 se sitúa en el entorno de las 15 veces. Para el tercer trimestre, se prevé que los beneficios crezcan un 10%, según Thomson Reuters. “En todo caso, los inversores analizarán con cuidado si las cifras publicadas y las perspectivas de negocio que presentan los gestores de estas compañías justifican su nivel de cotización”, advierten desde Link Securities.