Breakingviews

La sombra rusa de BP

Rusia proyecta una sombra de mediano tamaño sobre BP. El productor estatal ruso Rosneft contribuyó a dar a la empresa británica una fuerte primera mitad del año, pero hoy en día Rusia parece un lugar menos atractivo para que una compañía occidental haga negocios. Al menos el dividendo parece seguro.

Los beneficios del segundo trimestre de BP subieron más de un tercio, quedando en conjunto por debajo del coste de reposición de beneficio, la medida preferida en la industria, de 3.600 millones de dólares (unos 2.700 millones de euros). Gracias al rublo, la participación del 19,75% de BP en Rosneft arrojó 1.000 millones de dólares en beneficios subyacentes antes de intereses e impuestos –casi cinco veces lo del mismo trimestre de 2013–.

El entorno político podría finalmente amenazar esas ganancias. Las sanciones existentes, que cierran a Rosneft el acceso a la financiación estadounidense, no han tenido aún impacto material. BP advirtió de que nuevas medidas podrían perjudicarle.

Pero si la situación rusa se deteriora, BP tiene muchos otros activos. Rusia contribuyó con casi un tercio de la producción, pero su peso en el flujo de caja es mucho menor. Los dividendos de Rosneft son tan solo un 2 % de los $30.000 - $31.000 millones que BP espera ganar en flujo de caja de operaciones este año.

Además, los márgenes de beneficios van al alza en el crudo del Golfo de México. BP lleva hecho un tercio del camino a través de un programa de desinversión de 10.000 millones de dólares y su ratio de deuda neta se ha reducido al 15,5%.

Sin embargo, Rusia pesa sobre el valor. La rentabilidad total de las acciones de BP este año fue de un 4% menos que la media del grupo de homólogos europeos, señala JPMorgan. BP no puede hacer mucho en lo referente a Rusia, pero puede centrarse en ayudarse a sí mismo. Aunque BP se ha reducido mucho a través de ventas, algunos costes perduran. Barclays calcula que una reducción del 5% en sus costes operativos aumentaría los ingresos netos en un 5,9% en 2016. Esa es una meta que vale la pena.