Asegurarse un 3% en el bono español requiere comprar a 2026

¿Cómo lograr una rentabilidad del 3% sin riesgo? Solo si se invierte a diez años

Los tipos de interés ofrecidos por los depósitos hasta un año de plazo ya se sitúan por debajo del 1% de media.
Los tipos de interés ofrecidos por los depósitos hasta un año de plazo ya se sitúan por debajo del 1% de media.

El declive de las rentabilidades de los depósitos, fruto de las limitaciones del Banco de España y de los mínimos históricos de los tipos de interés, ha puesto a los ahorradores más conservadores en una encrucijada: o arriesgan más en el mercado o solo queda la opción de invertir a muy largo plazo si se quieren mayores rentabilidades.

Los tipos de interés ofrecidos por los depósitos hasta un año de plazo ya se sitúan por debajo del 1% de media. Concretamente, en el 0,94% en mayo frente al 1,21% registrado en enero y el 1,55% de hace doce meses, según los últimos datos del Banco de España. Y en el mercado de renta fija, los intereses que se pagan por la deuda española a corto plazo son cada vez menos atractivos, en torno al 0,2% en las letras a 9 meses tras la última subasta, niveles mínimos debido al creciente apetito por los bonos españoles.

Así, los expertos señalan que si se quiere asumir el menor riesgo posible, la única manera de conseguir mejores rentabilidades es apostar por una inversión de larga duración. Y para muestra un botón: comprar un bono español a dos años rentará un 0,40% al vencimiento, una cifra que incluso es alta si se compara con el 0,02% que ofrece el bono alemán a 2016. Obviamente, hay otros bonos que dan remuneraciones más elevadas a ese plazo, pero a costa de añadir riesgo. Para obtener una rentabilidad del 3% en el bono español hay que comprar el bono de julio de 2026.

“Es decir, que el ahorrador debe estar seguro de que no le va a hacer falta el dinero en 12 años, y todo para conseguir un 3% de rentabilidad, algo que hace unos meses lo podrías conseguir con un depósito a un año en casi cualquier entidad financiera española”, dice Miguel Paz, de Unicorp Patrimonio.

Paz destaca que “ese mismo 3% en un bono del tesoro alemán es imposible”. Habría que invertir a un bono con vencimiento a 2037 (25 años) para lograr como máximo un 2%. “En definitiva, que para conseguir una rentabilidad máxima del 2% ó 3% debemos estar dispuestos en renta fija a mantener nuestra inversión al menos 12 años y soportar volatilidades del precio de nuestra inversión similares a las de la bolsa global”, sostiene el analista.

Conscientes de la situación, algunas entidades financieras han optado por ofrecer a los clientes a los que les toca renovar depósitos alternativas como fondos de inversión garantizados. Es el caso de Sabadell, que propone un fondo garantizado a cuatro años referenciado al EuroStoxx 50.

Jesús Sánchez-Quiñones, director general de Renta 4 Banco, sostiene que “se aprecia un repunte del ofrecimiento de productos que incitan a la toma de riesgos, algo inevitable si se quiere obtener rentabilidad”, y, en su opinión, “el ahorrador o inversor más conservador se enfrenta a un escenario desconocido hasta la fecha; obtener rentabilidad sin asumir riesgos es cosa del pasado”.