Editorial

Ikea refuerza su posición en Madrid

La multinacional sueca Ikea ha elegido Alcorcón, en la Comunidad de Madrid, para instalar la que será su mayor tienda en toda Europa, tras trasladar la que tiene en Parque Oeste. Es, en definitiva, una apuesta decidida por la recuperación de la economía española y madrileña. El hecho de que Madrid sea la comunidad autónoma con más crecimiento de la actividad y que tenga los niveles de presión fiscal más baja y flexible de todas las comunidades no son ajenos a la decisión de la corporación nórdica. Pero es fundamental la fuerte concentración de población (más de seis millones de personas en un radio muy corto de espacio) con un nivel de renta superior a la media nacional, así como la sinergia generada en las expectativas de los consumidores por la presencia de otras grandes empresas industriales y de servicios. Además, Alcorcón, tras el revés de Eurovegas, quiere impulsar la actividad industrial con primeras firmas como la corporación nórdica de equipamiento del hogar. La instalación de Ikea responde a un modelo que España debe seguir explotando para cubrir la necesidad de nuevo capital externo, pero sobre todo en proyectos con una elevada proporción de capital humano, y con un efecto secundario multiplicador muy poderoso en logística o manufacturas.