Los empleados piden una rápida intervención de la Justicia

Gowex solicita el preconcurso de acreedores

Logotipo de Gowex.
Logotipo de Gowex. REUTERS

Gowex ha solicitado hoy preconcurso de acreedores ante los Juzgados de lo Mercantil de Madrid, según ha comunicado el consejero Francisco Martínez Marugán, en un correo electrónico enviado a los empleados.

El directivo ha indicado que el preconcurso se ha presentado para garantizar los activos de la compañía, los derechos de los trabajadores, el mantenimiento de la actividad, el cumplimiento con los clientes y a fin de contar con la cobertura necesaria que ampare y proteja la situación en la que se encuentra la empresa.

Además, ha señalado que cualquier disposición de cuentas corrientes, fondos, activos, recursos y patrimonio de la compañía debe ser autorizada de forma expresa, previa y escrita, por parte de los dos consejeros que actualmente ocupan el cargo, el propio Marugán y Javier Solsona. En caso contrario, se “exigirán las correspondientes responsabilidades”, ha señalado.

Una vez se declare el preconcurso, Gowex tendrá un periodo de tres meses, ampliable en un mes adicional, para llegar a un acuerdo de reestructuración de su deuda con sus acreedores que garantice la viabilidad de la compañía.

Pocos minutos antes, los empleados de Gowex habían asegurado en un comunicado que la empresa no había solicitado todavía el concurso de acreedores. Además, han pedido una rápida intervención de la Justicia.

En el comunicado, los empleados han vuelto a insistir en que son absolutamente ajenos a las decisiones y actuaciones que por la dirección de la compañía hayan podido adoptarse hasta la fecha.

“Los más de 150 trabajadores, tanto en España como en el extranjero, al igual que los accionistas con los que nos solidarizamos y de cuyo colectivo parte de los trabajadores forman parte, somos los grandes afectados por la situación y nos encontramos en una situación de indefensión y completa incertidumbre respecto a nuestro futuro a corto plazo”, han señalado.

Además, han explicado que se han organizado internamente “con el objetivo de emprender las acciones que consideremos más adecuadas para la defensa de nuestros intereses y para el mejor fin y continuidad de la actividad empresarial”. En este sentido, han señalado que “se ha tomado la decisión de solicitar los servicios profesionales de un despacho de abogados multidisciplinar y de carácter internacional, para que nos asesoren en las acciones a llevar a cabo en el futuro, acciones que realizaremos a la mayor brevedad posible”.

De igual forma, han indicado que es necesaria una rápida actuación y decisión por parte de la justicia y la dirección de la compañía, que minimice el daño causado y devuelva la normalidad a la actividad en curso.

“Queremos reiterar que nos mantenemos en el leal desempeño de nuestras labores y cometidos profesionales, como así hemos venido haciéndolo sin solución de continuidad”, han indicado los empleados.