En el antiguo local de La Nicolasa

Ataclub, cocina entre burguesa y ecléctica

Los propietarios llevan más de tres décadas dedicados a la restauración

Conviene dejar hueco para el postre de crumble de mango y helado de yogur

Ataclub, cocina entre burguesa y ecléctica

Ocupa el lugar donde antaño se encontraba La Nicolasa, local del que ya no queda ni rastro. Porque la refinada estética, y sobre todo la luz, que entra en Ataclub es un gran aliciente para el comensal que encontrará en este local una cocina sencilla, con toques de aquí y de allá, obra del chef César Rodríguez. Los propietarios son Tristán Figueroa y Ana Magdalena, con más de tres décadas dedicados a la restauración. La concepción a primera vista es la de una propuesta con un concepto gastronómico burgués, que juega con productos mediterráneos y toques asiáticos y peruanos.
A mediodía, la clientela busca un menú del día, que por 20 euros (con bebida y postre), incluye, a elegir, entre los entrantes un ajoblanco, calabacines rellenos de bacalao y menta o coca de butifarra y gambas. Entre los segundos, suprema de ave con boniato (un ingrediente que está muy presente en la carta)y pimientos de Padrón, salmonetes asados al hinojo o txipirón relleno en su tinta. En carta ofrece una serie de tapas, como unas croquetas de jamón bien ejecutadas, una buena ensaladilla rusa, una contundente (por el tamaño) gilda de anchoas y bacalao desalado o una sardina en salazón sobre pesto de tomate seco.
También hay un apartado para los tartares, ceviches y tiraditos, donde conviene ir a lo seguro y apostar por ceviche de vieiras. Tampoco faltan las ostras, ni los huevos, sartenes ni pucheros, donde se incluyen canelones de txangurro o un salteado de verduras y pollo de corral. En pescados, rape al estilo del chef, que no es otra cosa, que al natural con aceite de oliva;o lomo de atún sobre boniato asado y pisto de chile. En carnes apuestan por un jugoso rabo de buey estofado al vino tinto, tuétano o un Villagodio para dos personas. Conviene dejar hueco para el postre, sobre todo para el crumble de mango y helado de yogur. Precio:50 euros.

Ataclub: Velázquez, 150. Madrid. Tel. 910 86 47 92