Quiere que disfruten de la misma exención fiscal

Inverco pide que los fondos puedan estar bajo la figura del plan Ahorro 5

Mariano Rabadán, presidente de Inverco.
Mariano Rabadán, presidente de Inverco.

Las gestoras de fondos de inversión no quieren quedarse al margen de las ventajas fiscales previstas para los planes Ahorro 5, una nueva categoría de vehículo de inversión presentada por el Gobierno con la reforma fiscal para fomentar el ahorro a medio plazo y que gozará de una exención tributaria siempre que se mantenga el capital durante cinco años.

Inverco, la asociación de las gestoras que operan en España, va a trasladar hoy al Ejecutivo varias sugerencias para modificar el anteproyecto de ley de reforma tributaria, presentado por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, hace dos semanas. Una de sus principales demandas se refiere a la extensión de las ventajas de los planes Ahorro 5 a los fondos de inversión, según explican fuentes cercanas a la asociación.

Con la redacción actual de la reforma fiscal, estos productos solo pueden adoptar el formato de seguros de vida o cuentas de ahorro. Además, deben garantizar al inversor que recuperará el 85% del capital.

Los profesionales de la gestión de activos consideran que la finalidad y el diseño del producto puede encajar perfectamente con los fondos de inversión garantizados o con los fondos de rentabilidad objetivo, siempre que se les incorpore la salvedad de que para lograr la exención fiscal no puedan venderse en un plazo de cinco años.

“De la lectura del anteproyecto de ley no se desprende que el Gobierno haya realizado una redacción cerrada, para limitar los planes Ahorro 5 a seguros y cuentas de ahorro”, explica un veterano gestor de fondos.

La exención fiscal que incorporan los planes Ahorro 5 consiste en que los rendimientos que generen no tendrán que tributar como rentas de capital en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). El límite máximo de aportación por persona será de 5.000 euros al año, con la redacción actual del anteproyecto de ley.

Un portavoz de Inverco reconoce que hoy se trasladarán a Hacienda varias sugerencias para mejorar la reforma fiscal, pero explica que aún no pueden confirmar el contenido de sus demandas.


La CNMV entra en juego

Uno de los factores que podría dificultar que Hacienda acepte la petición de Inverco es el hecho de que los fondos de inversión tienen una percepción por parte de los ahorradores de producto de más riesgo que los seguros de vida-ahorro o los depósitos. Además, entraría en juego un nuevo regulador. Al Banco de España y la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP) se uniría la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Por el momento, bancos y aseguradoras ya han empezado a diseñar los depósitos y seguros que podrían encajar dentro de la nueva figura. Según el responsable de desarrollo de negocio de una entidad financiera, “los planes de Ahorro 5 van a ser un gran éxito, porque ofrecen seguridad y ventajas fiscales”. De acuerdo con las primeras estimaciones realizadas por el sector, el tipo de interés que podrían empezar a ofrecer estos productos será cercano al 3% TAE, por lo que el ahorro fiscal máximo al cabo de cinco años sería de 150 euros.

Un mercado competitivo y con potencial

M. M. M.

Los directivos del sector financiero reconocen que el mercado que se va a crear con la comercialización de planes Ahorro 5 va a ser muy atractivo. Con las limitaciones impuestas por el Banco de España a los tipos de los depósitos y el precio del dinero en mínimos históricos, las rentabilidades que pueden ofrecer los productos financieros de bajo riesgo son escasas.

Así pues, la creación de una nueva tipología de producto, que incorpora una atractiva ventaja fiscal, junto con algo de margen para asumir riesgo (hasta un 15% de pérdida del capital invertido), puede convertirse en una buena alternativa para depósitos, para fondos monetarios e incluso para planes de pensiones (que van a ver cómo se reducen sus ventajas fiscales).

Ahora bien, este mercado además de atractivo, será tremendamente competitivo. El Gobierno ha previsto que cada particular solo podrá tener un plan Ahorro 5, y la inversión máxima con exención fiscal será de 5.000 euros al año, pero para que el dinero no quede cautivo en una entidad financiera, se van a favorecer los traspasasos. Así, si alguien contrata una cuenta de ahorro bajo esta tipología, que le ofrece un 2,5% TAE y dentro de un año otro banco se compromete a remunerar los planes Ahorro 5 al 4,5% TAE, el cliente podrán traspasar su dinero a la otra entidad financiera sin coste fiscal alguno.

Estos traspasos sin carga fiscal ya existen entre planes de pensiones y entre fondos de inversión. Habrá que ver si dentro del paraguas de planes Ahorro 5, el Gobierno va a permitir que el particular pueda traspasar dinero de un seguro a una cuenta de ahorro o, llegado el caso, a un fondo de inversión Ahorro 5, si la propuesta de Inverco prospera.