Cambios en el mercado laboral

Empleo ya permite subcontratar la colocación de desempleados

La ministra de Empleo, Fátima Báñez.
La ministra de Empleo, Fátima Báñez.

El Boletín Oficial del Estado hizo pública la lista de las 80 agencias privadas de colocación con las que 14 comunidades autónomas podrán subcontratar servicios de intermediación para encontrar un trabajo a los parados inscritos en las oficinas públicas de empleo

Con esa decisión, el Gobierno trata de mejorar las cifras de colocación de los servicios públicos de empleo, que apenas intermedian entre quienes hacen ofertas de empleo y los parados que buscan. Apenas lo hacen en el 2% de los casos en los que se encuentra un empleo. Por eso, la reforma laboral de 2012 autorizó que las comunidades autónomas –que son las que tienen la competencia en la intermediación laboral– colaboraran con agencias privadas de empleo para subcontratar la colocación de grupos concretos de parados.

El Ministerio de Empleo ha querido coordinar las condiciones de esta colaboración público-privada y para ello han elaborado un acuerdo marco que recoge los criterios de subcontratación, al que ya se han suscrito 14 comunidades (salvo Andalucía, Cataluña y País Vasco).

A la firma y adhesiones a este acuerdo marco, hace unos meses, le siguieron varias impugnaciones de algunas agencias de colocación que no habían sido autorizadas. La última de estas reclamaciones –que ha dejado fuera a la Cruz Roja– acaba de resolverse. Por ello no ha sido hasta ayer cuando el Boletín Oficial del Estado (BOE) hizo pública la lista completa de las 80 agencias de colocación con las que las comunidades podrán subcontratar estos servicios. Las grandes empresas de trabajo temporal están entre ellas.

A partir de ahora, los servicios jurídicos del Ministerio de Empleo verificarán en los próximos días los pliegos de contratación de estas 80 agencias y ya estarán listas para ser subcontratadas por las comunidades y el Estado.

Hasta 200 millones

El presupuesto de estos contratos es de hasta 200 millones de euros para 2014 y 2015. Si bien, Empleo solo tiene presupuestados 30 millones para cada uno de estos dos años y el resto espera que lo aporten las comunidades de sus presupuestos de políticas activas, según las subcontrataciones que hagan y del éxito de los programas.

Y es que estas agencias solo cobrarán estas tarifas por la colocación de cada parado que tenga un contrato por al menos seis meses a tiempo completo en un periodo de ocho meses (un año si es fijo discontinuo). La cuantía que se abone se reducirá si el contrato es a tiempo parcial.

Las cantidades que se abonarán a estas agencias oscilarán entre los 300 euros por la colocación –con las condiciones antes descritas– de menores de 45 años que lleven de tres a seis meses desempleados y los 3.000 euros por encontrar un empleo a mayores de 45 años parados de muy larga duración parados.

Los pagos consistirán en una cuantía fija por cada parado colocado por el tiempo exigido y se podrán añadir complementos por insertar a colectivos más difíciles o porque sigan en el empleo seis meses más que lo requerido.

No obstante, los contratos con estas agencias también podrán incluir un pago por cada colocación que la comunidad encargue a una agencia aunque no logre que permanezca en el empleo. Si bien este pago no podrá exceder el 50% de las que las colocaciones que reúnen los requisitos de permanencia, ni superiores a 400 euros.