Interesada en torres de Telecom Italia y Wind por más de 1.500 millones

Abertis busca en Italia su mayor inversión en antenas de telefonía

Torre de telecomunicaciones de Abertis.
Torre de telecomunicaciones de Abertis.

Abertis está en disposición de invertir y sus directivos insisten en que las antenas de telefonía móvil que Telecom Italia y Wind tienen en Italia encajan con su plan estratégico. Ambas operadoras tienen lanzado un lento proceso de desinversión para hacer caja. Telecom Italia cuenta con un paquete de 11.000 torres, mientras Wind pretende desprenderse de unas 7.000, repartidas en distintos lotes. En el mercado se especula con una tasación bastante superior a los 1.500 millones.

Abertis ha sido enfocada en los últimos años al negocio de autopistas e infraestructuras de telecomunicaciones. De los 6.500 millones que tiene en caja, “2.100 millones pueden dedicarse a crecimiento sin comprometer la disciplina financiera del grupo”, afirmó su consejero delegado, Francisco Reynés, en una reciente reunión con periodistas.

En ese mismo encuentro se refirió al deseo de la compañía por crecer como operador de torres de telefonía en Italia, donde acordó en mayo la compra de 306 puntos de cobertura en las autopistas de Atlantia por 95 millones.

Telecom Italia ha contratado a Deutsche Bank y Banca IMI para colocar las antenas. La operadora está ejecutando un plan industrial, anunciado a finales de 2013, en el que se incluyen “acciones de refuerzo patrimonial” por 4.000 millones, incluido el traspaso de los 11.000 postes en Italia. Su tasación en el mercado supera los 1.000 millones. Telecom Italia también trata de desprenderse de 6.500 torres en Brasil, para las que hay valoraciones del mercado de 750 millones. El proceso brasileño, intermediado por Morgan Stanley, está avanzado y Goldman Sachs y American Tower están en la pugna. Telecom Italia ni confirma ni desmiente estas informaciones. Solo observa que la operación en Italia debe ponerse en marcha en la segunda parte del año y eso no ha sucedido aún.

Wind, candidata a una concentración del negocio en Italia y con 22 millones de clientes de telefonía móvil, tiene una deuda de 9.200 millones que pretende atajar traspasando activos. Las 7.000 antenas en venta valen algo más de 500 millones, según las fuentes consultadas.

Junto al de Abertis han saltado otros nombres como interesadas. IE Torres, con Mediaset como primer accionista, y el fondo de infraestructuras F2i SGR están entre ellos. También se vería lógica una puja del gigante estadounidense American Tower, con más de 60.000 antenas y presencia en Alemania, a través de 2.000 torres, como única experiencia en Europa.

Mientras cuajan estos procesos, Abertis sigue recibiendo las torres adquiridas en España a Telefónica y Yoigo. La compañía que dirige Francisco Reynés ya opera unas 2.000 del total de 4.227 antenas que las operadoras entregarán hasta finales de 2015 a la firma de infraestructuras para que las convierta en postes multioperador.

Además, Abertis está a la espera de noticias desde Israel, donde aspira a tomar el 64,5% de la firma de satélites SpaceCom. Fuentes cercanas a la española reconocen que el proceso va más lento de los previsto: “Las operadoras de satélites son estratégicas para sus países y la toma de control requiere tiempo”.

90 millones de usuarios y cuatro operadores

Los 90,6 millones de líneas activas hacen de Italia el cuarto mercado de telefonía móvil de Europa, tras Francia, Reino Unido y Alemania. El grado de penetración del celular en ese país es del 151% sobre la población total y existe gran calado de la tarjeta prepago.

En cuanto al nivel de competencia, en Italia actúan cuatro operadores al margen de los virtuales:Telecom Italia lidera el mercado con una cuota del 34,2%, acechada por Vodafone, cuya posición alcanza el 30,7%; Wind cuenta con un 24,3%, y H3G copa el 10,8%.

A las cuatro compañías prestará servicios Abertis a través de las 212 antenas y 94 puntos de cobertura en túneles adquiridos a Atlantia el mes pasado. Estas antenas están ubicadas a lo largo de los 3.000 kilómetros de autopista que conforman la red de Atlantia.

Con estos activos Abertis alcanza los 6.000 emplazamientos, entre torres de broadcast y towering, y logra el doble efecto de diversificar por actividad y mercados.

El grupo debe el 11% de sus ingresos, de 4.654 millones en 2013, a los servicios de telecomunicaciones y tiene esperanzas de negocio en el despliege del 4G y en que se generalice “la racionalización en el uso de las infraestructuras de telecomunicaciones”, dicen sus directivos.

El consejero delegado Francisco Reynés explica que la cesión de las torres a terceros que puedan explotar el modelo multioperador genera eficiencia y competitividad para las compañías del móvil. Abertis vende estos conceptos en España e Italia, y está interesada por los mercados de Reino Unido, Francia, Alemania e incluso Brasil, donde no descarta instalar torres de telefonía en sus autopistas si existe demanda por parte de los operadores de telefonía.