Los tipos aumentarán a un ritmo mayor entre 2015 y 2016

La Fed reduce su programa de compra de bonos y rebaja la previsión de crecimiento

La Fed reduce su programa de compra de bonos y rebaja la previsión de crecimiento

Como era de esperar, el Comité de Mercados Abiertos de la Reserva Federal (FOMC)continúo adelante con su programa de retirada de las ayudas a la economía estadounidense.Siguiendo la tendencia que impera desde que en diciembre anunciara el repliegue, la Fed redujo su programa de compra de bonos en 10.000 millones de dólares hasta los 35.000 millones. Sin embargo, ayer todas las miradas estaban puestas en las informaciones sobre cuándo comenzará a subir los tipos.Después del dato de IPC de mayo, que reveló un incremento mayor del previsto, los inversores estaban a la espera de conocer el veredicto.

La Reserva Federal de EE UU espera que los tipos aumenten a partir de mediados de 2015 y que en 2016 el ritmo se acelere, aunque como matizó su presidenta, todo dependerá de la evolución de la economía.Para el próximo año los tipos podrían situarse en el 1,25%, frente al 1% inicial, mientras que para 2016 rondarían el 2,5%, 25 puntos básicos más que lo señalado en anteriores reuniones.

En la rueda de prensa posterior a la reunión Yellen reiteró que la evolución futura de la política monetaria no es una “senda preestablecida”, e insistió en que pasará un “tiempo considerable” antes de que comiencen las subidas de tipos.

“Si la economía resulta ser más fuerte de los que había previsto el Comité, traduciéndose en una convergencia más rápida del empleo y la inflación hacia los objetivos del FOMC, una subida de los tipos interés es probable que tenga lugar más pronto y más rápido de los que prevemos actualmente”, señaló.

Respecto al análisis de la evolución económica, la Fed revisó a la baja sus previsiones de crecimiento del PIB para 2014 que pasan del 2,9% al 2,2%. No obstante, la institución indicó que en los últimos meses la actividad económica ha repuntado y el mercado laboral ha mostrado cierta mejoría. En referencia a la tasa de paro, el organismo encargado de la política monetaria considera que todavía sigue siendo elevada y espera que concluya el ejercicio en el 6%.

La revisión a la baja de las previsiones se produce dos días después de que el FMI rebajara sus estimaciones y señalara que tras un duro primer trimestre, el PIBde EE UU aumentará un 2% este año, ocho décimas menos que lo comunicado en abril.

Los inversores tuvieron una cal y otra de arena. Wall Street, que permaneció en negativo durante gran parte de la sesión, al cierre se anotó avances del 0,6% para todos sus índices.