Breakingviews

Ciclo caótico en EE UU

Los índices bursátiles de Estados Unidos marcan récords casi a diario. Los optimistas, como BNP Paribas dicen que la economía estadounidense se encuentra todavía a mitad de ciclo, con un pico que se producirá a finales de 2017 o después. Ello justifica la opinión de que los mercados de valores seguirán subiendo. Pero los datos del mercado laboral y la productividad sugieren que hay menos holgura de la que quienes apuestan al alza creen.

El análisis de BNP se debe en parte al examen de la brecha de producción, la diferencia entre el PIB real y el PIB potencial. Basándose en las cifras de la Oficina Presupuestaria del Congreso, los estrategas del banco estiman que con las tendencias actuales la brecha se cerrará hacia 2019.

Sin embargo, hay pruebas que apuntan hacia otro lado. Los precios de las acciones del S&P 500 se han disparado hasta acercarse al triple de su punto más bajo de 2009. El PIB real, por otra parte, ha subido solo un 10,8% desde su mínimo del mismo año. Eso sugiere que los precios de las acciones ya están en la banda alta. BNP los califica como caros y muestra que el beneficio global corporativo como proporción del PIB se encuentra cerca del máximo histórico.

La evolución del desempleo también muestra cómo la brecha económica podría cerrarse más rápidamente. La tasa de desempleo de Estados Unidos alcanzó un máximo del 10% en octubre de 2009, y se ha reducido desde entonces en 3,7 puntos porcentuales. Extrapolando ese ritmo de cambio, la tasa de desempleo sería del 3,4% en diciembre de 2017. Eso es un nivel inverosímil mínimo que no se había visto desde 1969.

Por otra parte, con la productividad del trabajo creciendo a un 0,9% anual desde el punto más bajo en esta recuperación inusualmente lenta, la brecha de producción podría ser menor de lo que el análisis indica. De ser así, la economía ya habría superado el punto medio del ciclo. Los niveles de beneficios corporativos indican que, las valoraciones del mercado de capital ya la hayan sobrepasado.