Entrevista a Elhanan Helpman, profesor de Comercio internacional en Harvard

“La inversión en I+D afecta a todo el mercado"

“La inversión en I+D afecta a todo el mercado"

El académico Elhanan Helpman ha sido galardonado con el premio Fronteras del Conocimiento de la Fundación BBVA en la categoría de Economía, Finanzas y Gestión de Empresas, por explicar, según la institución, “cómo el comportamiento de empresas e inversiones definen el mercado internacional”.

Pregunta. Según el jurado, usted es el nexo común entre dos teorías nuevas. ¿Cuál es la base de la teoría del comercio internacional en cuanto a competencia imperfecta y multinacionales?
Respuesta. El desarrollo de esta teoría se produjo en diferentes fases. La ventaja competitiva basada en los flujos de comercio internacional partía de una visión sectorial. Así, por ejemplo, se decía que la importación y la exportación estaban relacionadas, en el sentido de que un país exportaba productos químicos, coches y productos textiles, mientras importaba productos electrónicos. Sin embargo, los datos acumulados a lo largo del tiempo demuestran que se producen intercambios dentro del mismo sector. Es decir, un país puede exportar automóviles e importar otros tipos de coches. Había una visión del comercio internacional en virtud del cual se suponía que los países diferentes entre sí debían tener ciertas relaciones comerciales, pero surgió una visión comercial alternativa.

"España vende coches a Italia y viceversa, así que los consumidores españoles e italianos podrían optar por un vehículo de cualquiera de los dos países”

P. ¿Qué dice esa visión alternativa?
R. La principal idea es que el queso francés y el suizo no son exactamente iguales, o que un coche italiano no es lo mismo que uno español. De esta forma, los consumidores españoles pueden querer conducir un automóvil español o uno italiano, al igual que los consumidores italianos. El análisis de los datos demostró que no solo se produce comercio entre industrias, sino también movimientos comerciales importantes entre países similares. Y, por otra parte, incluimos a las multinacionales en ese marco analítico, ya que tienen cada vez más peso en el conjunto del comercio internacional.

P. Por otra parte, ¿qué dice la teoría del crecimiento endógeno y la innovación?
R. Esta se basa en ideas similares a la anterior. En la misma línea, dentro de las diferentes industrias o sectores, hay una diferenciación y, por otro lado, una competencia entre monopolios. Por ejemplo, dentro de la industria de la electrónica hay muchos tipos de televisores diferentes y cada empresa intenta desarrollar un televisor singular, con el que poder alcanzar un poder monopolista y acaparar el mercado. El ejemplo se puede extrapolar a otros sectores. La inversión de recursos en I+D por parte de las compañías (para mejorar su tecnología y diferenciar sus productos) produce un efecto adicional que influye en todo el mercado, ya que ayuda a que el conocimiento de toda la sociedad pueda crecer.

P. ¿Cuál es la principal conclusión de esta visión?
R. Estos datos llevaron a estudiar la importancia de la interdependencia entre países y economías. Cada vez que Francia exporta un producto de alto nivel tecnológico a España, esa interacción tiene un impacto sobre España, dado que le permite seguir creciendo. Esto permite vincular la globalización con el crecimiento.

De leer un libro a recibir premios internacionales

Helpman reconoció ayer que la concesión de este premio ha sido “totalmente inesperado” para él. Además, el académico dijo estar encantado de unirse a la lista de ganadores de las anteriores ediciones, entre los que se encuentran el matemático estadounidense Paul Milgrom (2013), el economista británico Angus Deaton (2012), y el catedrático Lars Peter Hansen (2011) –quien ganó el premio Nobel de Economía el año pasado, junto a Eugene Fama y Robert Shiller–.

Fundación BBVA destacó que el economista ha transformado la teoría del comercio internacional. Mientras, Helpman subrayó que el trabajo premiado es producto de un esfuerzo común y que no hay una sola persona responsable del proyecto. Además, se mostró “muy afortunado por investigar sobre esta materia que empezó a evolucionar” y reconoció que hubo dos grandes revoluciones en la teoría del comercio internacional –la primera en la década de los 80, y otra en los últimos diez años–. Así, Helpman sostuvo que “quienes trabajamos en los 80 proporcionamos los cimientos para esta segunda revolución”. El experto reconoció que Fundamentos de economía, de Paul Samuelson, fue el primer libro sobre la materia que leyó y que le proporcionó “la posibilidad de utilizar métodos analíticos para solucionar problemas sociológicos”.