_
_
_
_
_
Encuesta de Presupuestos Familiares del INE

El gasto de los hogares cae por quinto año consecutivo

Hoteles y ocio, las partidas que más han retrocedido por la caída del consumo País Vasco y Madrid, las comunidades con mayor desembolso por hogar

Gasto de los hogares españoles

Los hogares han ido acomodando sus gastos a la evolución de la crisis. En 2008, el desembolso medio se situó en 31.711 euros, lo que supuso el máximo histórico de la serie histórica de la Encuesta de Presupuestos Familiares que realiza el INE desde 2006. Desde que se inició la crisis en España, el gasto ha ido cayendo año a año hasta encadenar cinco años consecutivos de descenso hasta los 27.098 euros con los que se cerró 2013. Este recorte supone una merma de 4.600 euros por familia y un ajuste del 14,6% en esos cinco ejercicios.

Solo en el último año, el presupuesto familiar se ha reducido un 3,7%, lo que supuso 1.045 euros menos que lo desembolsado en 2012. Los doce grupos de productos y servicios que mide el INE sufrieron bajadas, excepto en el caso de la enseñanza, con un crecimiento del 8,6%, debido al incremento de tasas para todos los niveles de estudios. Entre los que retrocedieron destacan especialmente la partida de hoteles, cafés y restaurantes, con un recorte del 8,5%, la de ocio, espectáculos y cultura (-8,5) y bebidas alcohólicas y tabaco (-7,8%). Dicho de otra manera, que los ciudadanos españoles siguen recortando el presupuesto de todas aquellos gastos que puedan ser considerados superfluos, mientras que aquellos considerados estructurales siguen ganando peso en el gasto familiar. Es el caso de la vivienda y los recibos ligados a la misma (agua, electricidad y combustibles), cuyo gasto baja (-1,4%), pero menos que la media, lo que ha elevado su participación hasta el 33,1% del total del presupuesto familiar.Esta tendencia se puede constatar en el detalle de las partidas de gasto que proporciona el INE. La que más ha descendido entre 2012 y 2013 ha sido las comidas y bebidas fuera del hogar, con 210 euros menos (un 20% del total), seguida por la utilización de vehículos personales (123 euros menos) y los alquileres (113 euros menos).

Un hogar con un ocupado de sostenedor principal gasta un 42% más que otro en el que el sostenedor está parado

El gasto medio por hogar es muy diferente en función de la situación laboral (ocupado, parado, jubilado o estudiante) del sustentador principal (aquel que hace una mayor aportación al presupuesto familiar). Las familias que mayor desembolso hacen a lo largo del año son aquellas en las que está ocupado, con 30.713 euros al año, un 13,3% más que la media. Un escalón inferior y ya por debajo de la media se encuentran los hogares en el que el principal ingreso procede de un jubilado, con un desembolso medio de 25.553 euros, un 5,8% menos. En el último escalon se sitúan las familias con un parado como principal fuente de ingreso, cuyo gasto fue de 17.895 euros, con una ajuste del 6,1% en solo un año. Dicho de otra manera, que un hogar con un ocupado de sostenedor principal gasta un 42% más que otro hogar en el que el sostenedor está parado. Un síntoma inequívoco de que la recuperación del consumo de los hogares está íntimamente ligada con la mejoría del mercado laboral. Un hogar con un sostenedor ocupado gasta  el 9,9% de su presupuesto en hoteles, cafes y restaurantes y un 6,4% en ocio y espectáculos; porcentajes que bajan al 6% y al 4,4% en el caso de un parado y al 6 y al 4,7% en el de un  jubilado.

La estadística elaborada por el INE revela que el gasto medio por persona fue de 10.695 con fuertes diferencias por comunidades autónomas. Las que mayor capacidad presentan para gastar son País Vasco (13.573 euros) y Madrid (12.850), situándose 27 y 20 puntos por encima de la media nacional. En el otro lado figuran Canarias, con 8.465 euros, y Extremadura, con 8.941 euros, 20,8 y 16,4 puntos por debajo de la media nacional.

Más información

Archivado En

_
_