La adjudicación ha costado 1,3 millones de euros

La Seguridad Social contrata a Accenture para combatir el fraude

Trabajadores de Accenture en la sede de la compañía en el parque empresarial La Finca en Madrid.
Trabajadores de Accenture en la sede de la compañía en el parque empresarial La Finca en Madrid.

La Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) ha contratado a Accenture para prestarle servicios de consultoría en la lucha contra el empleo irregular y el fraude por un importe total superior a 1,3 millones de euros, según consta en una resolución de la Dirección General de la TGSS publicada este miércoles en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

En el pliego de prescripciones técnicas de este contrato la Seguridad Social explica que el objetivo del mismo es implantar un modelo de lucha contra el empleo irregular y el fraude en el ámbito de competencias de la TGSS.

En virtud de este contrato, Accenture colaborará con la Tesorería en el diseño e implantación de este modelo aportando la definición de la estrategia y la metodología, así como su actualización durante los dos primeros años, periodo que la Seguridad Social ve “idóneo” para configurar un modelo estructural de lucha contra el fraude.

La consultora también deberá planificar las tareas, estructurar el equipo de trabajo, determinar el modo de realizar el seguimiento y control de las actividades, presentar un sistema de calidad específico, y definir perfiles y patrones de comportamiento, entre otras funciones.

Análisis del riesgo y los perfiles

El modelo de lucha contra el fraude que quiere implantar la TGSS pretende potenciar la observación de los “focos de fraude” más importantes en cada momento; la prevención del fraude durante la gestión de la afiliación, la cotización y la recaudación, y la detección precoz de los casos de fraude “para evitar un abuso mayor en las prestaciones no devengadas”. Para ello, apuesta por una planificación estratégica de estas actuaciones y por un continuo seguimiento y control de los resultados.

El modelo impulsará además el establecimiento de procedimientos de análisis de riesgos que puedan causar fraude a la Seguridad Social a partir de la definición de perfiles, patrones de referencia y alertas en el ámbito de la afiliación, cotización y recaudación.

Además de la observación permanente del fraude, la Seguridad Social quiere optimizar la coordinación interna y con otras entidades y mejorar el intercambio de información con la Inspección de Trabajo, la Agencia Tributaria y las Haciendas forales.

Como complemento de todo ello, la TSGG también da importancia a la concienciación social para combatir el fraude, apostando por campañas dirigidas a tal fin y por la participación ciudadana en la lucha contra el fraude.