Tribuna

El mercado de divisas y su importancia

En vista de las denuncias sobre manipulación del mercado de divisas, analizamos su papel y funcionamiento, por qué es crítica la fijación del valor de una divisa, y cuáles son las implicaciones de las reclamaciones por fraude.

El mercado de divisas, FX o mercado Forex es el mercado en el que se negocian las monedas de los distintos países. El volumen de divisas negociado diariamente supera los 5 billones de dólares, lo que le convierte en el mercado financiero de mayor volumen y más líquido a nivel mundial.

Alrededor del 40% de todas las transacciones tienen lugar en el mercado londinense, lo que le convierte en el principal mercado de divisas del mundo. A ello contribuyó decisivamente tanto la supresión en 1979 de todos los controles de divisas en Gran Bretaña como la implantación de una sólida infraestructura para la negociación de las mismas.

El mercado de divisas es la columna vertebral del comercio internacional y de la inversión a nivel global. Es fundamental para facilitar las operaciones de importación y exportación, proporcionando medios de pago adecuados, recursos financieros, y potenciando niveles de demanda adicionales de bienes y servicios. Sin la capacidad de negociar en distintas monedas, las perspectivas de las empresas estarían limitadas y el crecimiento económico mundial sufriría.

Los inversores también utilizan el mercado de divisas. Aquellos que buscan beneficiarse de la diversificación internacional necesitan divisas para comprar y vender bienes y valores extranjeros. Algunos inversores ven las divisas como una clase de activo en sí mismo, negociando con ellas para generar alfa.

La negociación tiene lugar en un entorno global entre los agentes autorizados (entidades bancarias, denominados dealers) a operar en estos mercados, entorno o red global que conecta a compradores y vendedores. Las monedas se negocian electrónicamente y de forma bilateral, siendo un mercado OTC (over the counter, o sin supervisión). Uno de los retos para los inversores es el de identificar donde está el mercado cuando quieren negociar una operación de compra-venta de divisas, debido a la poca transparencia asociada a los mercados OTC como es este.

La limitación en la transparencia sobre las operaciones, junto con el hecho de que los tipos de cambio afecten a tantas transacciones, significa que hay una necesidad de disponer de algún punto de referencia, es decir, un único tipo de cambio que refleje el valor de una moneda en relación con los demás en un momento determinado en el tiempo. Este punto de referencia se llama el fix, y al procedimiento para fijarlo se llama fixing.

Si bien hay muchos fix en los mercados Forex, los principales se determinan en Londres, a las 11 y 16 horas todos los días. Este fix se genera a partir de los tipos de cambio de todas las operaciones ejecutadas en el mercado durante una ventana de tiempo, digamos 30 segundos, a diferencia del Libor que es un tipo de interés de referencia estimado (y, por tanto, teórico) a partir de las posiciones a la compra y a la venta de los agentes del mercado interbancario de tipos de interés en los distintos plazos de negociación. A pesar de utilizarse las operaciones realmente ejecutadas como base para la fijación del fix, ha surgido preocupación sobre la posibilidad de manipulación en las operaciones que se computan en el plazo de tiempo establecido para ello, lo que afectaría a la determinación del fix o tipo de cambio de referencia.

¿Por qué es importante establecer un fix de tipos de cambio en los mercados de divisas?

Por el ubicuo papel que juegan. Estos tipos de cambio son los utilizados por las empresas, los inversores y los gestores de activos. Los tipos de cambio de las distintas divisas son los que sirven para valorar los activos y pasivos, y un gran número de transacciones de bienes y servicios denominados en diferentes monedas. Algunos inversores incluso operan sobre el fix, dando instrucciones a su broker para comprar o vender divisas, por ejemplo, a su fix de las 16 horas.

Los tipos de cambio fijados en el mercado Forex constituyen la base tanto para la evaluación de resultados de gestión, como para la gestión de riesgos. Se utilizan como cobertura contra las fluctuaciones de las divisas con el fin de gestionar el riesgo, y también con fines especulativos, buscando un retorno financiero como contrapartida por asumir un riesgo.

¿Cuáles son las consecuencias de un escándalo por la manipulación en el mercado Forex durante el fixing? El efecto podría extenderse mucho más allá del sector financiero, afectando a cualquier tipo de negocio que tuviera operaciones internacionales, así como a clientes minoristas. Si los gestores de carteras o las empresas descubrieran que sus órdenes no han sido tratadas de forma justa, la confianza en los mercados financieros se dañará aún más. Una posible consecuencia sería la necesidad de un aumento de las provisiones para litigios de los bancos agentes de este mercado (dealers).

En última instancia, la integridad de los tipos de referencia depende de que los participantes en los mercados financieros muestren y practiquen un comportamiento ético.

Kate Lander es directora de Educación en CFA Institute.

Ana Hernández es miembro del Consejo de CFA Society Spain.