Se matricularon 941 vehículos industriales durante el mes pasado

Las ventas de camiones crecen un 16% en mayo y caen las de buses

Se ponen en marcha líneas de crédito por 405 millones cofinanciados por el BEI y entidades privadas

Camiones de bomberos
Camiones de bomberos EFE

Afalta de la puesta en marcha del nuevo plan PIMA Transporte de estímulo a la compra de vehículos industriales, anunciado el pasado viernes por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saenz de Santamaría, las ventas de vehículos industriales siguen creciendo. En el mes de mayo, se vendieron casi un 16% más de vehículos industriales, hasta las 941 unidades. En el acumulado del año, suman un crecimiento del 36,8% y un volumen de 5.836 unidades, según comunicaron ayer las patronales de fabricantes (Anfac), concesionarios (Faconauto) y vendedores y talleres (Ganvam).
Por su parte, el segmento de autobuses y autocares ha experimentado un descenso en sus volúmenes de venta, con una caída del 10,3% y 96 unidades comercializadas en el mes. La cifra total de matriculaciones de los cinco primeros meses del año descienden un 6,6%, hasta las 525 unidades vendidas.
En el caso de los microbuses, sus matriculaciones han registrado un ascenso del 31,3%, hasta los 42 modelos vendidos en mayo. En el acumulado entre enero y mayo, las compras de estos vehículos cayeron un 1,8%, cerrando el periodo con 708 matriculaciones.
Desde las patronales afirmaron que “estos vehículos han sido especialmente azotados por la crisis y se encuentra en volúmenes de venta muy bajos”. Destcaron que “este tipo de segmentación se verá reforzado gracias al Plan PIMA Transporte aprobado el viernes por el Gobierno y liderado por el Ministerio de Fomento y Hacienda”.
Junto a la renovación del Plan PIVE 6 con un presupuesto de 175 millones y del plan PIMAAire, con una dotación de 10 millones de euros, el Plan PIMA Transporte de Renovación de la Flota de Vehículos Pesados pone a disposición de los compradores unas líneas de crédito con una inversión total de 405 millones de euros. Este programa está cofinanciado por el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y por entidades privadas.
Según los datos, este plan permitirá la sustitución de 2.500 vehículos pesados de la flota profesional de mercancías y pasajeros por otros más eficientes. El plan generará un crecimiento de la producción estimado en 200 millones de euros, una reducción del consumo de combustibles y de las emisiones superior a 26.000 toneladas de CO2 equivalentes, entre un 15% y un 20% de reducción de las emisiones actuales.
El efecto medioambiental “está muy presente”, señalan desde las patronales, porque el achatarramiento de un vehículo industrial estará bonificado. Cuentan con un presupuesto total para este recambio de cinco millones de euros.
Para España, es especialmente importante un mercado interno fuerte de compra de vehículos. El país es el primer fabricante de vehículos industriales de Europa, con fábricas como las de Iveco en Madrid y Valladolid. La factoría del grupo en Madrid fabricó el año pasado en exclusiva los modelos industriales Stralis y Trakker. Se fabricaron 23.200 unidades en 2013, lo que implica un incremento de un 52% en el año.
Desde Iveco señalaron que se producen 112 unidades diarias y más de 7.000 versiones diferentes de estos dos modelos, cuya fabricación se exporta en un 90% a los principales países de la Unión Europea, África, Oriente Medio,Latinoamérica con especial intensidad de ventas en Chile y Oceanía. Emplea a 2.700 personas y fabrica los camiones de los equipos de Fórmula 1 Ferrari y de MotoGP Yamaha y Dorna.