Recomendaciones de la Comisión Europea

Bruselas insiste en otra reforma del mercado laboral

El presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso.
El presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso. EFE

La Comisión Europea ha aprobado el proyecto de recomendaciones macroeconómicas para cada país de la UE, cuya aprobación definitiva corresponderá al Ecofin (consejo de ministros de Economía de la UE).

En el caso de España, Bruselas afloja la presión en el capítulo de las cuentas públicas, a pesar de que la CE subraya que “la estrategia presupuestaria [del Gobierno español] se ajusta solo en parte a los requisitos del Pacto de Estabilidad” y advierte de que los escenarios macroeconómicos que maneja Madrid pecan de excesivo optimismo, sobre todo para 2015.

La CE recomienda un alza del IVA y, sobre todo, a los combustibles. 

Bruselas se reserva todavía su dictamen sobre los últimos planes de estímulo anunciados por el Gobierno, aunque tanto por su alcance (apenas tres décimas de PIB) como por el nuevo talante de la CE, no parece probable que se planteen grandes trabas.

La CE, en cambio, endurece el tono en materia laboral, en la que reclama “impulsar nuevas medidas para reducir la segmentación del mercado de trabajo”. Bruselas pide, en concreto, que la segunda reforma laboral reduzca el numero de tipos de contrato.

Bruselas también sugiere que se reduzca el coste de despido de los trabajadores con contrato indefinido porque sigue siendo mucho más elevado que el despido de los contratados temporales. Una brecha, lamenta Bruselas, que figura todavía “entre las más elevadas de la UE”.

El organismo europeo reclama también una modernización de los servicios públicos de empleo para que “puedan ofrecer a los desempleados orientación efectiva e individualizada”.