Reunión Anual del Círculo de Economía

Rajoy anuncia una rebaja del Impuesto de Sociedades del 30% al 25%

El Ejecutivo aprobará antes de verano un nuevo programa de empleo

El presidente del Gobierno se compromete a renovar el plan PIVE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Ampliar foto
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado hoy que el próximo Consejo de Ministros aprobará un “plan de medidas para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia”. Durante su intervención en la reunión anual del Círculo de Economía celebrada en Sitges, el jefe del Ejecutivo señaló que el nuevo programa servirá para movilizar 6.300 millones. De éstos, 2.670 millones procederán de la iniciativa privada y 3.630 millones del sector público. Sin embargo, Rajoy aseguró que ello se realizará sin aumentar el gasto del Estado a través de créditos con condiciones ventajosas.

Precisamente, el presidente del Círculo de Economía, Antón Costas, ha reclamado una mayor intervención del Estado para impulsar el crecimiento. Rajoy, ante un auditorio formado por empresarios catalanes, concretó que el plan de crecimiento contemplará 750 millones para la “reindustrialización” y una línea ICO de 325 millones destinada a proyectos innovadores. Además, el Centro de Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) recurrirá a instrumentos para movilizar más de 600 millones en I+D.

El presidente del Gobierno aseguró que el Gobierno renovará el plan PIVE, el programa de ayudas públicas para financiar la compra de coches. En la misma dirección, se pondrá en marcha un proyecto similar (PIMA Aire 4) para vehículos comerciales eléctricos. La Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) ha afirmado hoy que esta medida confirmará la recuperación económica e industrial de España.

Los empresarios catalanes piden que Rajoy abandone el inmovilismo

El presidente del Círculo de Economía, Antón Costas, reclamó hoy que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, abandone el inmovilismo frente al proceso soberanista abierto en Cataluña. Durante la clausura de la reunión anual que esta organización celebra en Sitges, Costas abogó por una reforma política que acomode dentro de la legalidad las aspiraciones catalanas.

“La tentación de no hacer nada nos lleva a los extremos”, apuntó el presidente del Círculo de Economía, que defendió abordar el conflicto político abierto en Cataluña para evitar “un choque de trenes”. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, mostró su predisposición al diálogo y recurrió a la ironía. “Si hay un choque de trenes significa que uno de ellos va por la vía incorrecta”. Unas palabras que levantaron el aplauso de parte del auditorio. De hecho, el Círculo de Economía ha evitado manifestarse sobre la consulta independentista por las distintas sensibilidades que habitan en su seno.

El presidente del Gobierno señaló que nunca se ha opuesto a una reforma constitucional, pero reclamó que antes de abrir esa vía debe saberse para qué se realiza la modificación de la Carta Magna. Ante la insistencia de las reclamaciones de diálogo, Rajoy señaló que conoció por la prensa que la Generalitat pretende organizar un referéndum independentista el próximo 9 de noviembre. “Y desde entonces, quién ha convocado la consulta no me ha llamado”, aseguró.

Rajoy, como ya hiciera con anterioridad el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, se comprometió a rebajar el tipo nominal del impuesto sobre sociedades, una vieja reclamación de los empresarios. El tipo nominal pasará del 30% al 25%, una reducción que se realizará en dos años y que empezará en enero de 2015. El Ejecutivo, detalló Rajoy, fijará una nueva deducción para los beneficios que no se reparten y se destinen a reservas. Con ello, se persigue mejorar la recapitalización de las compañías y reducir su dependencia de la financiación externa.

La reforma fiscal que prepara el Gobierno iniciará su trámite parlamentario este mes y Rajoy insistió en que “la idea general es que bajen los impuestos”. Los cambios normativos incorporarán una rebaja del IRPF y un incremento de los mínimos personales, es decir, la parte de renta que se considera exenta de tributación. Rajoy insistió ante las preguntas del auditorio que el Gobierno no subirá nuevamente el IVA, lo que implica rechazar la recomendación de Bruselas o el FMI. En este sentido, recordó que España tiene la posibilidad de no seguir las instrucciones de eludir las instrucciones de los organismos internacionales porque evitó el rescate. “Los españoles, con nuestros sacrificios y nuestro esfuerzo, nos hemos rescatado a nosotros mismos y podemos valorar las sugerencias, pero decidir libremente las que seguimos o no”.

Por otra parte, Rajoy también anunció que antes del verano se aprobará “un nuevo paquete de medidas de empleo” que incluirá la reforma del sistema de formación para el empleo, el plan de implantación de la garantía juvenil y la “estrategia española de activación 2014-2016”. La idea es modernizar los Servicios Públicos de Empleo y “la puesta en marcha del Portal único de empleo y de autoempleo”.

Respuesta sindical

Tras el anuncio de Rajoy, la respuesta de los sindicatos. El secretario de Acción Sindical de CC OO., Ramón Górriz, ha pedido al Gobierno que "no dé la espalda al diálogo social" y negocie con los agentes sociales las nuevas medidas de empleo. En declaraciones a Efe, Górriz ha sido tajante al añadir que "el Gobierno debe saber que si no hay negociación habrá conflicto" y ha recordad el compromiso que adquirió en marzo con los sindicatos.

En este sentido, UGT ha emplazado al ejecutivo a desarrollar la agenda de diálogo, que después de tres meses sigue "inédita" y ha instado a pasar "de la palabra a los hechos". Según indica esta organización en un comunicado, "el Gobierno no se puede seguir arropando en una aparente recuperación económica, porque los indicadores laborales y sociales demuestran que la crisis continúa, dado que cada vez es mayor el deterioro de la calidad del empleo y el aumento de la desigualdad y la pobreza".

Rajoy anuncia una caída del paro en mayo desconocida en mucho tiempo

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dio a entender este sábado que las estadísticas de paro del mes de mayo registrarán una fuerte caída, dado que los datos de creación de empleo y de afiliación a la Seguridad Social serán "desconocidos en mucho tiempo".

Aunque el mejor dato de empleo en mayo de los últimos 14 años se produjo en 2013, con una caída del paro en 98.265 personas, Rajoy aseguró que los datos de los que dispone el Gobierno a pocas horas de que concluya el mes le permiten tener "perspectivas favorables". Las cifras de desempleo siempre bajaron en mayo durante los últimos tres lustros y volverá a ser así este mes de 2014, según Rajoy.

La única vez que se rompió esa norma fue en 2008, cuando comenzaba la actual crisis económica. En mayo de 2013 el paró bajó en 98.265 personas, en 30.113 en 2012, en 79.701 en 2010, en 24.741 en 2009, en 49.893 en 2007, en 71.148 en 2006, en 88.552 en 2005, en 71.704 en 2004, en 68.874 en 2003, en 57.147 en 2002 y en 12.168 en 2001.

Para intensificar esta tendencia a la baja, Rajoy desveló su propósito de aprobar antes de las vacaciones de verano un "paquete de medidas al empleo" que buscan facilitar la creación de puestos de trabajo. Rajoy detalló que esas medidas forman parte de una segunda fase de las reformas "para el empleo y el crecimiento" que tenía prevista el Gobierno y que está integrada en la Estrategia Española de Reactivación 2014-2016 en coordinación con las comunidades autónomas. Como principales iniciativas, Rajoy explicó que se modernizarán los servicios públicos de empleo, se producirá una "plena implementación" del acuerdo marco para que las empresas privadas puedan sumarse a la colocación laboral de personas sin trabajo y la puesta en marcha del "portal único de empleo y autoempleo".

Además, apuntó que se llevará a cabo una "reforma del sistema de formación para el empleo" en diálogo con los agentes sociales, ya que lo considera "un tema muy importante" sobre el que le gustaría llegar al "entendimiento" con los sindicatos. Eso sí, advirtió de que en cualquier caso "hay que llegar a una reforma". Rajoy incluyó dentro de este paquete de medidas un Plan de implantación de la garantía juvenil y señaló que, ahora que la crisis parece llegar a su fin, "tenemos que ser capaces de trasladar la incipiente recuperación económica al empleo con la mayor celeridad e intensidad posible porque la crisis no puede darse por acabada con los actuales niveles de desempleo".